Las peores golosinas - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Las peores golosinas

Vía Restó te invita a hacer un repaso por aquellos sabores que no lograron cambiar la historia de ningún niño.

Tratar de imponer un nuevo sabor no es tarea fácil. Todos ellos tuvieron su momento de fama. Algunos, todavía se pueden encontrar en el kiosco de barrio y otros ya salieron del mercado. Vía Restó recolectó las cinco golosinas más feas del último tiempo. ¿Vos conóces alguna peor?

 

Chicle Puaj

Feísimos, aún no sabemos que estaban pensando aquellos que dieron origen a este chicle. Puaj, lo define en cada letra de la palabra. 

 

Caramelos Media hora

Sí, aunque muchos no estén de acuerdo, los caramelos Media Hora se encuentran en el puesto número dos de las golosinas más feas. Su sabor a dulce de "señor mayor" lo hace odiado por todos los chicos. La desilusión de ver salir estos caramelos de la cartera de la abuela... es irremediable.

 

Alfajor Mantecol

Ni chicha, ni limonada. No sabe ni a alfajor, ni a Mantecol. Es un híbrido que no logró ningún favoritismo. ¿Lo probaste?

 

Chicle Bazooka

También más conocidos como "pica muelas". En una época eran sumamente consumidos gracias a su bajo costo, podías adquirirlos a sólo 5 centavos. Con una gran variedad de sabores extravagantes y colores radioactivos el chicle Bazooka a pesar de sus esfuerzos, nunca logró conquistar a nadie.

 

Chupetín sabor a Coca cola

En el puesto número cinco se encuentra el chupetín sabor a gaseosa cola quien tuvo su segundo de gloria pero rápidamente dejo de existir. Sumó varios seguidores, pero no los suficientes para permanecer en el mercado.  ¿Te acordás el de sabor a Sprite?

 

Notas relacionadas

-Lugares para reconciliarse 

-Restaurantes para tomar el té

 

¡Seguinos en Twitter!

TE PUEDE INTERESAR