Aquellos lugares en los que pasaste tu infancia y que no podés olvidar - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Aquellos lugares en los que pasaste tu infancia y que no podés olvidar

Armamos una salida completa para el recuerdo. Parques, fichines y hamburguesas. ¿Qué más podés pedir?

La salida ideal. Esa que esperabas sábado tras sábado. Esa que no podés olvidar. Esa que te encantaría hacer ahora con tus hijos.

Hacé memoria con nosotros, volvé el tiempo atrás y reviví aquellos felices momentos.

Un día ideal, completo, feliz e inolvidable no podría dejar de tener al Italpark como protagonista. Las tazas giratorias eran lo mejor y los más atrevidos se animaban al Tren fantasma o los autitos chocadores, la montaña rusa o el pulpo. Si después de ahí si nos llevaban a Pumper Nic a comernos un menú Mobur nuestra felicidad era enorme. ¿Nunca fuiste? Mirá lo que te perdiste:

Súper Combo Batman, en Pumper:

Ir al cine Los Ángeles también era una emoción gigante. Tan gigante como sus salas. Muuuchas butacas (no como las doce filitas de los de ahora), la calle Corrientes en todo su esplendor y una peli nueva y emocionante nos esperaban. ¿Qué más podíamos pedir? Ah, sí, claro, unos maní con chocolate que vendía el (valga la redundancia) chocolatero — palabra que no era sinónimo de Ricardo Fort, por ese entonces.

Cuando nos llevaban a Sacoa, o cualquier otro local de fichines (los de la Costa eran muy buenos también) nos podíamos pasar horas y horas. Con poca plata nos entreteníamos con Mortal Kombat, Street Fighter, Pac-man o Juju hasta altas horas de la noche (?).

Otra gran salida infantil para el recuerdo era el Shopping Sur. Situado en Avellaneda, era la felicidad hecha realidad. Shoppylandia era la parte para chicos y todavía recordamos la única y pionera pista de patinaje. Por si no lo conociste o lo querés recordar, mirá:

¿Qué otros lugares alegraban tus días cuando eras pequeño? ¿Cuál era tu favorito?

Mirá los Retro Style anteriores:

-Especial Romina Yan

-Esas "Boy Bands" que amábamos (y ahora nos dan vergüenza)

-Romances faranduleros cruzados

TE PUEDE INTERESAR