Erika Mitdank no quiere que Jorge Rial muestre su video prohibido - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Erika Mitdank no quiere que Jorge Rial muestre su video prohibido


El viernes pasado, una escena conocida volvió a salir a la luz: Jorge Rial tenía en sus manos la caja de un "video prohibido" y lo promocionaba del mismo modo que lo había hecho con el de Tamara Paganini, Wanda Nara y Chachi Telesco. Hasta ahí se desconocía la identidad de la involucrada en el contenido del material, pero hoy, apenas iniciado el programa, se terminó descubriendo a la fuerza.

Lo que sucedió esta tarde, fue que Rial dio la bienvenida, poniendo imágenes de la puerta de América, donde se encontraba Erika, la novia de Ricardo Fort, junto a un escribano.Rápidamente entonces, el conductor le contó a la audiencia que ella era la protagonista del video, y que la intención del escribano era impedir su reproducción en esa pantalla. Además, anunció que no se sentía amenazado por la presencia del notario y que tenía pensado difundir el material que había anunciado.

Luego pasó a explicar: "Erika se presentó con un escribano para impedir las supuestas imágenes prohibidas, diciendo que no lo hacía por ella, sino por el menor que aparecía. Además, en una carta de intención que nos mandó, dijo que sabía que el video había sido robado, y que el sólo hecho de mostrarlo, podría provocar daños irreparables en el chico que, en el momento de grabarse las imágenes, tenía 17 años", relató Rial.

A continuación, pasó en limpio la información y contó que tenían dos cosas: un video de hace dos años en donde se la veía a ella con un menor, y unas fotos de hace 20 días - debido a su color de pelo y sus lolas hechas, obra de Fort- con el mismo chico. "Hay dos secuencias bien diferenciadas, y la segunda, cuando a ella se la ve rubia, coincide con la visita de Fort a Miami", agregó el animador de "Intrusos 10 años".

Para finalizar, declaró que no mostraría el video en plenitud porque lo que se veía pertenecía a la intimidad de esa pareja, y porque lo importante era mostrar el engaño al millonario. No obstante, aclaró que nada tenía que ver con esa decisión la presencia del escribano "porque el único que podía parar algo así era un juez, sino sería censura previa".

TE PUEDE INTERESAR