El diario "El País" le da duro a un programa argentino - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El diario "El País" le da duro a un programa argentino


Es el programa periodístico oficialista que más defensores y detractores ha cosechado en los últimos tiempos. Como nunca antes, con este ciclo la polémica parece estar siempre vigente: para criticar su falta de objetividad, para mostrar las cláusulas de un contrato supuestamente esclavo, o para denunciar una cifra millonaria que la Televisión Pública pagaría por tenerlo entre sus filas.

Habló Luís Majul, Jorge Lanata, Luís Ventura y muchos más, y ahora se sumó a ellos el diario "El País" y la publicación de una crítica en donde se remarca que el ciclo defiende los intereses del gobierno de turno y no es ecuánime.

En la bajada de la nota, se reconoce que no es de los espacios que encabezan las mediciones de rating, pero que, a pesar de ello, es de los más polémicos y también más atendidos por las redacciones de nuestro país. Además, desde el primer párrafo, se lo acusa de ser "un resumen que recurre siempre al mismo archivo para subrayar las contradicciones de políticos y periodistas y en donde las únicas voces que se defienden son las del gobierno, y las únicas críticas van dirigidas a los enemigos de los Kirchner".

La palabra "ecuanimidad" se utiliza para decir que este espacio televisivo de la pantalla local no la tiene, ni pretende tenerla, del mismo modo que se destaca la atención preferencial - negativa por cierto- que se hace de Clarín.

A su vez, figura una entrevista realizada a Luciano Galende, que reconoce conducir un programa de apoyo explícito al gobierno, y también a María Julia Oliván, primera conductora del ciclo, que afirma que  "progresivamente se fue haciendo más virulento y menos gracioso".

También se cita a Lanata, opinando que "se trata de un uso intensivo de la televisión pública con fines de propaganda política", y a Pablo Sirvén confesando "que genera malestar en los medios y refuerza la simpatía del núcleo duro pro Kirchner".

De este modo, y luego de señalar que desde el grupo formado en Facebook se alienta a los simpatizantes a salir a las calles a "hostigar a los medios críticos de Kirchner", el periódico español cierra un artículo en el que se refiere a "Seis, siete, 8:00", como el programa del matrimonio presidencial.

TE PUEDE INTERESAR