Jorge Rial amenaza con denunciar a un secreto enemigo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Jorge Rial amenaza con denunciar a un secreto enemigo


Ya se lo ha visto en varias oportunidades a Jorge Rial, conductor de "Intrusos 10 años", mirando fijamente a la cámara y dedicando algunas palabras a sus principales enemigos mediáticos.

Y hoy volvió a recurrir a esta metodología, con la salvedad de que lo hizo sin revelar la identidad del receptor de sus palabras. No obstante, como las sospechas siempre existen, y porque en algún punto se conocen los personajes a los que Rial no les tiene simpatía, se podrían arriesgar algunos nombres, siguiendo pistas bien específicas.

Todo comenzó cuando se dispuso a contar que próximamente estrenará un espectáculo teatral llamado "Argentina, país generoso", en donde interpretará a un astronauta que vuelve a la tierra, luego de quince años, y es recibido por un "personaje".

Acto seguido, y aún cuando parecía querer morderse la lengua para todavía no hablar, ofreció algunas características para, de a poco, ir descubriendo al bendito "personaje": "Hablando de él, te quiero decir que ya me enteré de lo que me querés hacer. Ya sé que le pagaste a gente que laburaba y sigue estando en un Ministerio. Pero te quiero decir que ya tengo todo, fuiste, te voy a denunciar públicamente", dijo con un gran halo de misterio.

Hasta acá, poco para entender y mucho para descifrar: un alguien que le pago a otras personas que pertenecen a un Ministerio y que terminará recibiendo una denuncia de parte de Rial. No obstante, el párrafo que pronunció a continuación tal vez sirva para allanar un poco más el camino.

"Me querés ensuciar, pero sos tan lento, estás tan grande, que hasta tengo los datos antes que vos, y la semana que viene voy a contar todo, como cuánto les pagó para que averiguaran, y que encima les debe la mitad porque sigue siendo el mismo miserable de siempre; miserable, viejo y pelotudo, y tengo más para decir, pero sos tan tonto", concluyó.

Así Jorge Rial, una vez más, le habló fijamente a la cámara, como si lo estuviera haciendo con su enemigo, pero decidió guardar su nombre por algunos días. A hacer apuestas mientras tanto.

TE PUEDE INTERESAR