El precio del tuneo: cuánto salió la renovación de la “novia” de Ricardo Fort - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El precio del tuneo: cuánto salió la renovación de la “novia” de Ricardo Fort

Todo nuevo: cirugías estéticas, ropa, pelo, maquillaje y muchas otras cosas más. ¿Cuánto invirtió el chocolatero en su nueva novia?

Érika Susana Mitdank de 20 años fue la flamante (?) ganadora del concurso que Tinelli hizo en Bailando 2010 para encontrarle nueva novia a Fort. Y el ya lo había dicho: la chica podía no ser muy voluptuosa ni de tener una abultada cuenta bancaria, él se encargaría de solucionar todos esos “detalles”.

"Ricardo es el único hombre que cambió por completo mi vida", dijo Érika Mitdnak sobre su nuevo romance. Y la afirmación nunca fue tan cierta. Veamos.  

En un abrir y cerrar de ojos, la señorita en cuestión pasó del castaño al rubio, se puso uñas postizas y renovó su cabellera. Todo por unos 5 mil pesos que pagó su nuevo novio, según informó la revista Gente.

Por otro lado, la nueva chica marca Fort se agregó lolas. Mitdank se puso prótesis mamarias de 410 gramos, por 5 mil dólares. Un vueltito (?)

"La plata suma en el momento de los cambios, pero después, si no tenés tema de charla, no sirve", Érika.

En lo que a la ropa respecta, Érika fue al Patio Bullrich y se compró un abrigo de piel de cabra gris y zorro de la casa Breeder's por 5.500 pesos y gastó casi 1.880 pesos en una camisa de gasa y seda francesa de la marca Cacharel.

Hasta ahora y en lo que va del noviazgo, Ricardo Fort lleva invertidos unos 32.060 pesos en su nueva chica. "La operación de lolas era algo que siempre quise y nunca pude realizar. No lo veo malo tampoco. Él se ofreció y acepté su generosidad", dijo la nueva señora Fort. ¿Le creemos?

Por último y como para ir metiéndose en el mundo de los pseudo-fugaces-mediáticos, la nueva pareja del millonario aclaró: “Es mi cuerpo y hago con él lo que quiero. Si la gente quiere opinar, que lo haga. No me importa lo que digan”. Sonó un poco soberbio, ¿no?

TE PUEDE INTERESAR