Nazarena Vélez estuvo con Susana Giménez - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Nazarena Vélez estuvo con Susana Giménez


Siempre se dijo de ella que era una adicta a las cámaras y que era capaz de cualquier cosa con tal de no pasar al olvido. Era considerada una mediática de primera, comparable con lo que hoy representa Ricardo Fort.

La cara de Nazarena Vélez aparecía las 24 horas del día en televisión y el drama era una constante en su vida. No obstante, en el momento en que el verdadero drama le tocó la puerta, su vida cambió para siempre.

Así lo relató por enésima vez en el último programa de "Susana Giménez", en donde se refirió el golpe que le provocó la muerte de su hermana Jazmín, contó que engordó 30 kilos en sus seis meses de embarazo y hasta comunicó que le pondrá Thiago a su tercer hijo.

Pero además de la tristeza, también hubo tiempo para recordar sus inicios, y para confesar que no fue un camino buscado, sino una casualidad que se gestó por la ambición de ganar plata.

Su relato se inició cuando Susana le consultó si siempre había querido ser famosa, y Nazarena le respondió que no, y tras la sorpresiva respuesta, desarrolló: "Yo a los 14 años quería currar y comprarme una bici de carrera y no había forma de que mi mamá me la comprara”.

Y agregó: “yo no era que me la creía, pero era flaca y había plata, entonces me anoté en el concurso ´Miss Quilmes´ y lo gané y me compré la bicicleta. Pero después no la usé nunca, porque la vendí para hacerme el book de fotos, y veía que había plata y más plata y seguí, hasta que después me enamoré de la profesión".

De esta forma, la ex chica Sofovich, que siempre se caracterizó por decir que amaba su "profesión", le contó a la "diva de los teléfonos" que todo comenzó por el sueño de la bicicleta propia, continuó por un deseo de abultar el bolsillo y terminó por un cariño inmenso hacia su carrera y la cámara, porque no hay que olvidar que, aunque cambiada, Nazarena sigue estando enamorada de la luz roja.

TE PUEDE INTERESAR