La hora de los psiquiatras - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La hora de los psiquiatras

Este nuevo drama "de hospital", protagonizado por Chris Vance, fue totalmente producido en América latina.

El primer dato (casi la primera escena) reveló la esencia del personaje y de la serie. Recién ingresado al hospital psiquiátrico, un hombre se pone agresivo con quienes, a sus ojos, son reptiles encubiertos por formas humanas. Los médicos no pueden controlarlo. Un hombre se desnuda completamente para demostrarle al paciente que es "de carne real" y que está de su lado. Ganada su confianza, todo vuelve a la normalidad, y el nudista se presenta: "soy el doctor Jack Gallagher, su nuevo director".

Mental, estrenada anoche por Fox (va los martes a las 22, con repetición los domingos a la 1; el capítulo debut se repite este domingo a las 22) muestra la pelea cotidiana de un psiquiatra poco convencional, empeñado en descubrir los misterios de la mente humana más allá del primer diagnóstico y la medicación. A este personaje, encantador gracias a la brillante actuación de Chris Vance (ex Prison Break), podría definírselo como un humanista a ultranza. Casi en las antípodas del Dr. House, aquí hay un médico que busca siempre a la persona que hay detrás de lo evidente: su enfermedad.

Joven, desestructurado, independiente, Gallagher tendrá que luchar también en otros frentes. Por empezar, con una superior, Nora Skoff (interpretada por la ex Los Soprano Annabella Sciorra), que lo apoya, aunque él cada dos por tres la meta en algún problema legal. También tendrá que ganarse el apoyo de la doctora Hayden (Jacqueline Mc Kenzie), una profesional mucho más conservadora y que aspiraba al puesto que finalmente le dieron a Gallagher. Pero el que pinta como más peligroso es Carl Belle (Derek Webster), quien dice tener "un buen acuerdo" con los laboratorios medicinales y preten de que el nuevo director mantenga el status quo.

El artista con episodios de esquizofrenia; la adolescente autodestructiva... distintos casos irán pasando por las manos de Gallagher mientras -como suele suceder, en la vida y en las series- tiene que remontar situaciones complicadas de su propia vida: la lejanía de su novia, la cercanía de Nora, con quien tuvo una relación amorosa y que ahora enfrenta un cáncer, sus propios recuerdos infantiles...

Mental representa, además, un hito muy importante, más allá de su argumento y sus actuaciones. Es la primera serie para el mercado estadounidense íntegramente realizada en América latina. Salvo los paisajes panorámicos de un Los Angeles nocturno fácilmente reconocible, todo lo demás fue grabado en Fox Telecolombia, con productores y técnicos locales, como bien puede apreciarse en los títulos finales de cada episodio. "Es un orgullo haber formado un equipo de producción capaz de llevar adelante productos para los mercados más exigentes. Confiamos en que será el primero de muchos", expresó el argentino Emiliano Saccone, directivo de Fox International Channels.

TE PUEDE INTERESAR