Tom Felton: "Ser malo es más divertido" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Tom Felton: "Ser malo es más divertido"

El actor inglés de 21 años vuelve a ponerse el traje de Draco Malfoy, el archienemigo de Harry Potter. Entre envidias de clase y pases mágicos, el villano es ídolo de las adolescentes. ¿Las chicas los prefieren rubios?

El lado Oscuro tiene su propia luz: que lo digan Darth Vader, eterna sombra del héroe Luke Skywalker (para colmo, su hijo) o Sauron, cuyo ojo ve más allá. A fuerza de una maldad pérfida (y de una cabellera oxigenada irresistible para quinceañeras), Draco Malfoy es un villano favorito en la saga de Harry Potter, como lo demuestran las ventas del muñeco que replica su figura. Aunque es una víctima de las circunstancias... "Antes era una especie de patotero unidimensional, al que es muy fácil odiar", razona Tom Felton, el actor inglés de 21 años que hace del bullyador desde La piedra filosofal: "Fue genial ver que le daban un giro para tratar de que el pobre tipo despertara alguna simpatía, porque en esta película es víctima de las circunstancias. No elige hacer lo que hace. Se ve forzado a realizar esas horrorosas tareas".

-¿Qué parte de toda la serie de películas es la que más te gusta?

-Me resulta un poco difícil decirlo porque la última me gusta mucho. ¡La vi tres veces esta semana! Me gustó la escena del baño en la que aparecemos Harry y yo y que nos da la oportunidad de aflojar la tensión que se acumuló entre nosotros. Instalaron explosivos en la alfombra de baño: era como si estallaran bombas. En general, cuando usamos la varita no pasa nada, por eso lo de este año fue copado. ¡Usamos la varita y un inodoro explotó!

-Draco sufrió un gran cambio: ahora está todo el tiempo plantado frente a Harry...

-Sí, ésa es la idea. Está como en un estado fantasmal en el que le hace comentarios infantiles a Harry. Mientras el resto del reparto se está enamorando de otras personas, Draco es como un fantasma que vaga por los pasillos solo y actúa extraño.

-¿Hay alguna parte que no te guste hacer?

-Terminar la película. Te sentís raro cuando dicen: "Terminamos. Se acabó tu papel". Es una experiencia horrible. Disfruto cada parte, salvo teñirme el pelo: cada diez días tenían que ponerme la tintura rubia y era un poco doloroso.

-¿Qué escena de las películas es la que más te gustó filmar?

-Hay dos que se destacan. Una está al principio de la primera película: Draco le dice a Harry que es verdad lo que dicen en el tren. Es raro pensar que entonces yo era un nene... Y también me encanta cuando se caen las puertas dobles. Fue una gran oportunidad estar cerca de Michael Gambon y Helena Bonham Carter. Son mis ídolos. Me pellizcaba todo el tiempo para no salirme del personaje y ponerme a mirarlos.

-En "Harry Potter" está presente el tema de las elecciones y Draco tiene que tomar decisiones importantes. ¿Cómo te parece que marcaron su camino?

- Hace unos días, pude hablar con J.K. Rowling sobre lo que ella quería: dejó muchas interpretaciones libres en lo que hace a este chico raro. En el fondo, quiere ser bueno y casi ayudar a Harry pero nunca le dan esa opción.

-¿Y te gusta ser el enemigo?

-Sí, en las películas ser malo es más divertido que hacer de bueno. En la vida real, me considero un tipo bastante agradable, así que poder encarnar a alguien tan alejado de mí es genial.

TE PUEDE INTERESAR