Las mejores mentiras de cama - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Las mejores mentiras de cama

A veces, cuando en un encuentro sexual no todo funciona como lo soñamos, acudimos -hombres y mujeres- a alguna que otra mentira piadosa que nos haga zafar de la situación. Conocé las 10 mejores.

¿Quién no mintió en la cama ante alguna situación insólita, en una primera cita, con la intención de emigrar hacia tierras lejanas en ese preciso instante o, simplemente, porque sí?

Hagan memoria, seguramente les pasó más de una vez. A continuación, el decálogo unisex de las mentiras más usadas en la cama.

1- "Es la primera vez que me pasa". Continúa primera en el ranking. Aunque sea antigua y quemada, increíblemente algunos todavía la siguen usando.

2- "Nunca nadie me hizo sentir así". Lo peor es que, a veces incluso, ¡lo creemos! ¿Perdimos la memoria? ¿O simplemente queremos levantar el ego del otro a toda costa? Puede ser también la respuesta a cuestionamientos sobre cantidad y calidad de antiguos amantes. Lo cierto es que, casi todos, nos guardamos detalles del mejor encuentro que tuvimos. ¡Y lo bien que hacemos!

3- "Nunca fingí un orgasmo". Diversos estudios afirman que cerca del 80 % de las mujeres, alguna vez en su vida, han fingido un orgasmo. ¿Los motivos? Complacer al otro, miedos e inseguridades.

4- "Con la luz apagada es más romántico". Si bien lo es, muchas mujeres prefieren hacerlo con la luz apagada porque les da vergüenza que las vean desnudas.

5- A: ¿Alguna vez pensaste en un trío?
B: No, nunca. ¿Vos si?
A: Para nada. No me gustaría compartirte con nadie.

Muchos tiran el tema, pero ante el miedo de que las cosas vayan por mal puerto, se arrepienten a mitad de camino y prefieren recular. Pero puede que vuelva a surgir en otro momento, disparado nuevamente por cualquiera de las partes...

6- "Siempre te busco yo". Ambos están sin ganas de hacerlo pero ya llevan varios días de ausencia sexual. Es ahí cuando comienza la cadena de recriminaciones: "Vos nunca lo proponés", "¿Por qué siempre tengo que buscarte yo? o "Quiero, pero espero a que me busques", son algunas frases que solo denotan la falta de deseo en la cama. ¡No temas! Puede ser algo totalmente temporal (tómese debida nota: la palabra "temporal" en esta oración, es sólo una circunstancia).

7- "Sí al sexo. No al compromiso". Cuando uno de los dos remarca: "Estamos muy bien así, pero yo no quiero nada serio" y el otro responde: "Obvio, yo tampoco", internamente puede pasar todo lo contrario. Es el miedo a quedar expuestos lo que nos hace complacer, más allá de los propios deseos.

8- "Hoy no, estoy indispuesta". Cuánta maldad, pero todo es válido para zafar de una situación incómoda y no deseada. Mentir con respecto a esto es algo más común de lo que se cree y muy difícil de comprobar por el hombre, quien no se atrevería siquiera a intentarlo.

9- Luego del encuentro... Fumando un cigarrillo:
A: ¿En qué pensás?
B: (Totalmente disperso) En que te amo.

La respuesta real podría haber sido: en mi ex, en que mañana tengo que levantarme muy temprano, en que estuvo bueno pero tampoco fue increíble o simplemente nada relevante. ¿Por qué querer averiguar los pensamientos del otro? Es importante recordar que a veces mil verdades duelen más que una mentira.

10- "Esta noche no, me siento mal". El también ya clásico "me duele la cabeza" no sólo sigue entre las mentiras mejor rankeadas, sino que, además, la excusa pasó a formar parte del universo masculino. Ambos acuden a la frase cuando quieren utilizar la salida de emergencia más cercana.


¿Sos de mentir "inocentemente" en la cama? ¿Te da culpa? ¿Quiénes creés que las usan más, mujeres u hombres?







TE PUEDE INTERESAR