Los Weinbaum, dos locos lindos - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Los Weinbaum, dos locos lindos

Ayer comenzó "Hombre al agua", un ciclo de entretenimientos que los hermanos Sebastián y Eugenio Weinbaum trasformaron en una digna sucursal de su programa, "MDQ".

¿Cómo describir "Hombre al agua"? Imaginen que en una licuadora meten viejos episodios del clásico alemán de los 80 "Telematch", las pruebas de "Expedición Robinson" y episodios clásicos de "MDQ", todo servido en un parque de diversiones estrambótico y grandilocuente como Disneylandia. Todo esto bien mezclado da como resultado "Hombre al agua – Wipeout", por lejos el estreno más caro del verano.

Los MDQ, desde esa conducción que sólo en apariencia es amateur, con chistes bobos que no ofenden ni lastiman, pero que los llena de ternura ante el público familiar, le dan el toque extremo que "Hombre al agua" necesita. A diferencia de "MDQ", ahora son los participantes los que hacen cosas peligrosas y son ellos los que observan.

La mecánica de los juegos es la siguiente: 18 participantes tienen que eliminarse entre si en tres instancias diferentes. En la primera deben sortear un circuito de obstáculos donde las pruebas van desde muros con puños hidráulicos que golpean con fuerza a los participantes, hasta bolas inflables gigantes que cuelgan a varios metros de altura sobre una pileta.

Los 12 que sobrevivan a este circuito irán a la segunda instancia, "El reloj asesino", que no es otra cosa que 12 pilates que van a ser ocupados por los que queden en carrera mientras que una barra gigante que pasa a la altura de los tobillos los obligará a saltar para no ser empujados a la pileta. Los cuatro que queden en pie pasarán a la final.

Y es en esta etapa final donde los valientes sobreviven, ya que para empezar un gigantesco tobogán acuático de siete pisos de altura retará a los que se quieran ganar el gran premio de $ 10.000 a que se arrojen utilizando un gran neumático. Este será el primer paso de un montón de pruebas difíciles, dolorosas, cansadoras pero sin dudas divertidas.

TE PUEDE INTERESAR