La Biblia y el calefón de Telefe - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La Biblia y el calefón de Telefe

¿Qué tienen en común el cantante de Damas Gratis, Pablo Lescano, con el mundialmente famoso Julio Iglesias? Si usted está diciendo que los dos son excelentes músicos, vaya urgente a lavarse la boca con jabón.

Lo que los une a los dos de manera casi cósmica es que ambos estuvieron conversando con Susana Giménez el mismo día y con diferencia de minutos. ¿Qué tienen en común el cantante de Damas Gratis, Pablo Lescano, con el mundialmente famoso Julio Iglesias? Si usted está diciendo que los dos son excelentes músicos, vaya urgente a lavarse la boca con jabón. Lo que los une a los dos de manera casi cósmica es que ambos estuvieron conversando con Susana Giménez el mismo día y con diferencia de minutos.

Ayer, literalmente, Susana hizo carne a la popular frase "la biblia y el calefón", ya que los dos personajes están, por estilo y públicos, en las antípodas del universo musical.

La diva de los teléfonos estuvo en la emisión de ayer sentada al lado del cantante de "Damas Gratis", que se reconcilió con Miguel del Sel y hasta cantó con el alter ego que interpreta el humorista, y en la presentación charló larga y distendidamente con Julio Iglesias en una comunicación telefónica desde Moscú. Lo extraño fue ver cómo Susana se emocionó de igual manera charlando con uno o con otros. Sin discutir los gustos musicales de la diva, la verdad es que es difícil imaginarla en su casa de Barrio Parque escuchando a todo volumen "Laura, se te ve la tanga". No pasa lo mismo con Julio Iglesias, que es mucho más acorde a los gustos de la conductora.

Mientras que Lescano fue mostrado en varios lados como el símbolo de la inseguridad al ser el creador de la "cumbia villera", Susana lo sentó en su living y lo expuso como padre de familia, contando la historia de vida del hombre que salió de la villa, apoyado en su música, pero sin olvidar sus orígenes. Posiblemente, la de ayer haya sido una clase de periodismo que dio Susana: en vez de hablar de Lescano lo dejó a él contar su versión. Pero por si fuera poco, Susana entrevistó óptimamente a dos personajes antagónicos, sin perder jamás su estilo y dejando que cada uno muestre su costado más fiel.

TE PUEDE INTERESAR