¿Por qué nos rascamos? He aquí la respuesta - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¿Por qué nos rascamos? He aquí la respuesta

Por común que parezca, el hábito de rascarse para aliviar una picazón fue considerado un misterio de la biología durante mucho tiempo.

Por común que parezca, el hábito de rascarse para aliviar una picazón fue considerado un misterio de la biología durante mucho tiempo. ¿Es que las células en la superficie de la piel están fatigadas y necesitan de la estimulación externa? ¿O el impulso y su alivio están centrados en el cerebro? Un nuevo estudio realizado en EE. UU. sugiere que quizá ninguna de las alternativas.

Neurólogos de la Universidad de Minesota sostienen que células especiales de la médula espinal parecen jugar un papel fundamental en la producción de la sensación de picazón y de alivio posterior que aparece cuando usamos nuestros dedos. En individuos sanos, al menos. Este estudio apareció publicado en "Nature Neuroscience". "Algo así como si hubiera allí un pequeño cerebro que crea este estado en el que rascarse, que excita normalmente a las células del dolor, las inhibe", explicó Glenn Giesler, coautor de este estudio. Las mismas células que registran la picazón también son sensibles al dolor.

"Se trata de un estudio muy importante. La picazón es un problema para millones de pacientes", admitió el Dr. Gil Yosipovitch, dermatólogo en la Facultad de Medicina de la Wake Forest University.

El Dr. Yosipovitch advirtió que estos hallazgos no se aplicarían al tipo de picazón crónica que aqueja a la gente que sufre de eczema atópico, VIH o problemas crónicos en el riñón. "Pero es la clase de trabajo que debiera permitir que haya más investigaciones sobre esta área". En el estudio los investigadores aislaron en monos las conexiones celulares que van desde la superficie del pie a la médula y el tálamo -centro de referencia de las sensaciones en el cerebro- y de regreso pasando por la médula hasta el pie. Indujeron la sensación inyectando histaminas debajo de la piel.

La mayoría de las células son sensibles al dolor y algunas tanto al dolor como a la picazón. Las células detectaban aparentemente la inyección y comenzaban a reaccionar de inmediato. Pero cuando los investigadores rascaban la piel con picazón en los pies de los monos, esta acción aquietaba la actividad de las células. Son cerca de 50 las enfermedades que hacen que la gente sufra picazón. Los pacientes con enfermedades renales o psiquiátricas se quejan de picazón.

(Fuente: Clarin)

TE PUEDE INTERESAR