"Tenemos una gran impunidad" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

"Tenemos una gran impunidad"

La integran actores y se mueven entre la parodia, la psicodelia y el juego teatral. El hit es una versión de "Vení Raquel".

Muriel Santa Ana, única mujer de la agrupación, define los comienzos de la banda como "esotéricos". Es que fue la visión de una gitana la que le dio origen al nombre. Cuenta la leyenda doméstica que Victor Malagrino se cruzó con una mujer que le leyó las líneas de la mano y divisó a los gritos una ambulancia. Así, "para exorcizar el maleficio", él, más Mike Amigorena, Luciano Bonanno, Julián Vilar y Sergio D Angelo (todos actores) adoptaron la palabra y salieron a deambular con el experimento. "Una ambulancia nunca se detiene y eso pasa con nosotros", definen.

Se dijo de ellos que parodian a grupos de rock, que se mueven incesantemente en un juego psicodélico y que la provocación del Señor Pells (Amigorena, voz del grupo) nace ya desde el vestuario, con pollera incluida y cara pintada. Pero los protagonistas están en desacuerdo con aquellas interpretaciones: "No parodiamos, deformamos versiones, transformamos, hacemos tergi-versiones", coinciden y se largan a una entrevista tan anárquica como festiva en casa de Santa Ana (ex Lalola).

¿A qué suenan? A nada parecido. Pueden llegar a interpretar Vení Raquel (de Los auténticos decadentes) en una versión tan sutil, setentosa y romántica que la vuelve irreconocible. O Me olvidé de vivir, de Julio Iglesias, entre rap y flamenco. O reversionar con imaginación a The cure y Sandro. "Cualquier música se ajusta", explica Amigorena distendido, un día que no graba Los exitosos Pells (Telefé). "Somos el DVD que lee todo", bromea Bonanno antes de meterse a la cama extra large de Muriel para la producción de fotos.

Tienen la particularidad de ser dirigidos en escena (por D Angelo). ¿Quién haría entonces un comentario más apropiado de sus shows? ¿Un crítico teatral o uno de música?

Mike: Uno de teatro. ¿Cómo catalogaría algo así el crítico de música? ¿Cómo catalogaría a alguien que no es músico? Cuando se encuentra con Ambulancia hay gran desprolijidad armónica que el crítico de teatro lo puede plasmar a la puesta en escena. Acá hay sonido mal ejecutado. Tenemos una gran impunidad.

Vilar: Hacemos una obra de teatro donde lo que se ve es a una banda de rock. Somos personajes. Jugamos a ser estrellas de rock. Es una obra teatral atravesada por música y sensaciones.

D Angelo: Ellos están poseídos.

Santa Ana: Ambulancia es un estado de ánimo de dos horas.

Con estas aclaraciones, ¿alguno entonces no sabe tocar y actúa, juega a tocar algún instrumento?

Bonanno: Si, y lo que no se sabe se aprende.

Mike: Cada uno está haciendo algo que no sabe. Es como lúdico. Desde chico amo la música. Empezamos por necesidad, sin planificar ni buscar nada y notamos que dentro del desastre, nos divertíamos y sonaba bien. Es el súmmum del juego.

¿Qué es lo más disparatado que pudieron reversionar?

Vilar: Los Wawancó, Domenico Modugno, el Paz Martínez.

Mike: Vení Raquel fue el distintivo. Nos representa. Nunca más pudimos hacer algo así.

Bonanno: Es como el trabajo de un actor que toma un texto clásico y lo transforma en otra cosa.

Con la ida temporal de Mariano Torres (hoy actor de Casi ángeles) e intercambio constante de roles (suenan desde teclados, baterías, guitarras a panderetas, flauta, kalimba y castañuelas), planean un primer disco y hoy se presentan en el ND Ateneo con una premisa: "Priorizamos la fiesta".

TE PUEDE INTERESAR