Amantes 2D - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Amantes 2D

En Japón algunas personas sostienen relaciones reales de pareja con personajes de anime, manga y video juegos que llevan consigo a todas partes.

La soledad es árida en todas partes del mundo y en cualquier idioma. Algunos Otaku, así es como llaman en Japón a quienes adoran a los personajes de animé, manga y video juegos, tienen relaciones sentimentales con esos seres de ficción. Así que a los Otaku que andan de romance con los dibujitos, los llaman Amantes 2D.

No es chiste. Los Amantes 2D andan de un lado para el otro con sus juguetes. Los más discretos llevan consigo figuritas de sus dibujos adorados, pero otros con pasiones más extremas van por la vida acompañados de un gran almohadón, no del tamaño de una persona, pero sí de media persona, que tienen estampado el dibujito que les flechó el corazón. Los llevan a cenar, al cine, a tomar algo, como cualquier pareja normal.

Lo más alucinante del asunto es que los amantes 2D están convencidos de tener una relación con estos objetos que llevan estampado el dibujo. En realidad, no es con el objeto la cosa, es con el personaje. Para ellos está claro, es un amante imaginario, pero la relación es verdadera.

El fenómeno no sólo es absolutamente extravagante, sino que goza de buena salud y va en aumento, por lo que las autoridades niponas decidieron investigar. Así llegaron a la conclusión de que a los jóvenes japoneses no les resulta fácil entablar relaciones románticas. Por ejemplo un 25 por ciento de los hombres y mujeres de entre 30 y 34 años son vírgenes y el 50 por ciento no tiene amigos del sexo opuesto.

El líder de este "estilo de vida" (así es, hay un líder) es un hombre de 40 años llamado Toru Honda que despotrica contra lo que él titula de romance capitalista. Dice que las relaciones reales en estos tiempos son un producto de la enorme campaña de marketing que llevaron a cabo películas, series y telenovelas. Que para comprar amor las únicas monedas de cambio válidas, capitalismo mediante, son la belleza y las cuentas bancarias abultadas. Algunas personas como él, dice Honda, se cansaron de toda esta farsa (porque no pudieron conseguir novia) y se volcaron al amor 2D. Asegura que en la medida en que uno sea capaz de poner en juego su imaginación, la relación 2D puede ser mucho más apasionada que la 3D (osea, entre gente real).

Honda causó estupor entre sus seguidores cuando confesó que miraba películas porno con personajes humanos. Para los fanáticos del manga fue una traición, una muestra de debilidad del líder que deja ver su nostalgia por el mundo real.

Entendamos: la relación 2D involucra sexo. Los hombres tienen sexo con personajes que son apenas niñas de 10 años. Y no hay pederastía que los pueda llevar a prisión. Además, está la gran ventaja de nunca ser rechazado por su media naranja 2D. Ni lo dejarán plantado, ni tendrá que esperar un llamado o un mensajito que nunca llega. Es obvio, una tontería, dirán ustedes, si no hay nadie allí para despreciarlo. Bueno, para el amante 2D, ese dibujito adorado es alguien. Alguien muy importante en sus vidas.

Fuente: The New York Times Magazine

TE PUEDE INTERESAR