Amy Winehouse, en el banquillo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Amy Winehouse, en el banquillo

A la cantante británica se le fue la mano en una gala a beneficio, mejor dicho el puño,  y alguien salió herido.

La cantante británica Amy Winehouse declaró hoy ante la Justicia de Londres, por los cargos en su contra que la acusan de haber golpeado a una admiradora tras una actuación en una gala benéfica.

Winehouse, de 25 años y que recientemente se divorció de su marido, el productor de videos Blake Fielder-Civil, se presentó a declarar en el Tribunal de Westminster, en el centro de la capital, tras haber pasado unas largas vacaciones en la isla caribeña de Santa Lucía.

La cantante fue rodeada por fotógrafos y periodistas al ingresar a la corte. Durante el juicio, que podría durar dos días, Winehouse se defendió de las acusaciones de Sherene Flash, que sostiene que la cantante le propinó un puñetazo en el ojo derecho cuando le pidió fotografiarse con ella al término de su actuación en un baile benéfico celebrado en septiembre de 2008 en la capital británica.

La solista, ganadora de cinco premios Grammy, ha cobrado notoriedad en los últimos meses no por su carrera profesional, sino por sus problemas sentimentales y sus adicciones a las drogas y el alcohol.

Winehouse se divorció a mediados del mes de Blake Fielder-Civil, tras casi dos años de matrimonio, después que la prensa sensacionalista británica publicó fotografías de la intérprete besándose con otro hombre durante sus vacaciones en la isla caribeña.

TE PUEDE INTERESAR