Ahora dicen que la Alfano está en llamas con Tinelli - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Ahora dicen que la Alfano está en llamas con Tinelli

¿Le gusta el jefe? Además, haría trabajos de magia negra a "quienes atentan contra ella". ¡Cuidado Matías!

Que hablaba con las tostadas, que peregrinó por el Camino de Compostela junto a Matías Alé vestido de Che Guevara y que está coacheada por Julio Chávez para ser jurado de ShowMatch; cosas raras cuenta Graciela Alfano, ¿no?

Más que raras, podríamos decir, y seríamos benevolentes. Sin embargo, en estos últimos meses, en que su fama mediática volvió a florecer, la antigua sex symbol argentina pareció estar más rara que nunca. En principio, se presentó como la abuela del tribunal de "El Musical de tus Sueños", y al mando de sus anteojos "de leer" planteaba devoluciones demasiado extrañas, que ni siquiera los participantes alcanzaban a entender. Pero ahora se destapó una olla mucho más caldeada que señalaría otras dos cosas extrañas: que Graciela le arrastra el ala a Tinelli y que, además, les hace "trabajos" de magia negra a quienes "atentan contra ella".

Los dos rumores se echaron a rodar en "7 en 1", el programa dominical de América, que se ha convertido en epicentro de los "bolonquis" de fin de semana. La primera bomba fue arrojada por Daniel Ambrosino quien, amparado por el aval de Valeria Lynch y algunos voceros de Ideas del Sur, confirmó que Alfano está en llamas con su jefe y que, en algún momento, se había dicho que podía haber romance en puerta. A su vez informó que, al enterarse, Tinelli había dicho: "Estás loco".


Pero eso no fue todo. Para seguir enterrando aún más a Graciela estaba la poetiza Belén Francese. Aprovechando la ocasión, y motivada por los conductores, la rubia contó que Alfano se había ofendido por una rima de su autoría; "yo no sé ni cuál es, aparte mis rimas son re naif". No hacía falta aclararlo, puesto que resulta absurdo que alguien se ofenda por alguno de los versitos infantiles de Francese, pero Alfano es rara, a los hechos nos remitimos.

Sumado a la ofensa, Belén confesó que al acercarse a Graciela, para consultarle por su enojo, la cincuentona le habría contestado que por el hecho de haberse acercado, se salvaba de que pinche el muñeco con su cara que ya tenía preparado en la heladera.

En el estudio de América reinó el estupor: Francese, sin darse cuenta, había revelado una nueva faceta de la extraña Graciela Alfano. Además de cambiante, rara, despechada, amenazante y comehombres, ahora podría llamarse bruja.

¿Graciela fue una botinera? Enterate en el Fotoblog de las Botineras

TE PUEDE INTERESAR