Tres "Valientes", el máximo éxito de la tv de 2009 - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Tres "Valientes", el máximo éxito de la tv de 2009

La ficción de Pol-Ka se convirtió en el tanque del Trece para sostener su lucha por la audiencia contra Telefé. La novela ya superó en mediciones a Tinelli.

La trama de "Valientes", el ciclo más exitoso del año en la TV argentina, prepara para las próximas semanas al aparición de la madre de los hermanos Sosa y la disolución del matrimonio de su archienemigo Laureano Gómez Acuña.

La ficción de Pol-Ka se convirtió en el tanque de El Trece para sostener su lucha por la audiencia contra Telefé, ya que ha superado en mediciones a la siempre probada fórmula de Marcelo Tinelli con "ShowMatch".

Según Ibope, Valientes tiene un promedio general de 24,4 puntos de rating y el 25 de junio alcanzó su máxima medición con 28,3, dibujando una sonrisa en el rostro de Adrián Suar, responsable de la productora y de la programación de la emisora.

La tira está escrita por Marcos Carnevale y Lily Ann Martin, quienes diagramaron que los hermanos Sosa (Leo, Segundo y Enzo) conozcan finalmente a su madre, que no estaba muerta tal como ellos pensaban.

El nombre de la actriz que personoficará a la madre de los Sosa está guardado bajo siete llaves en Pol-Ka ya que aún no comenzaron las grabaciones de esos capítulos. La trama también deparará la separación de Gómez Acuña, personificado por Arnaldo André, de su esposa Mona (Marita Ballesteros), a la que dejará en la calle.

Pero el sustento de esta novela, a la que el director Martín Saban considera "aggiornada", está perfilado por las historias que llevan adelante los tres galanes Sosa, a cargo de Luciano Castro, Mariano Martínez y Gonzalo Heredia.
Télam pudo asistir a un día de filmación en los estudios que Pol-ka tiene en la calle Jorge Newbery y comprobó cómo la química entre los tres actores hace que las largas jornadas transcurran amablemente.

Los interiores de la casa de los hermanos Sosa, la de los Gómez Acuña y la de las Varela (Bettiana Blum y Julieta Díaz) estan construidos muy cerca uno del otro.
En el comedor del taller mecánico, Castro pedía a gritos un mate mientras bromeaba con el equipo técnico, antes de repasar la letra. Martínez parece ser el más responsable, ya que lee constantemente el guión en silencio, mientras que Heredia camina nerviosamente subrayando aún más el carácter histérico de su personaje.

Saban los reúne a los tres en torno a la mesa, juntos repasan el guión, luego charlan con los camarógrafos y la escena sale en pocos minutos. "Hay mucha onda y eso hace que tengamos mucho ritmo, estamos una semana adelantados respecto de lo que se ve en TV, hace rato que no nos pasa eso. Venimos muy bien", resaltó Saban.

Castro necesita exteriorizar la tensión que pone en el trabajo, hablando con todos, haciendo bromas, moviendo el mobiliario y generado risas cómplices con los camarógrafos.
"Luciano esta siempre así, al palo, todo el día, no hay forma de pararlo. Como llega con la letra estudiada, bromea, te pide un mate, un café, un agua y canta canciones de Jaime Roos, boleros, algo más pachanguero", resumió uno de los hacedores de la novela.

El look de los tres protagonistas masculinos es bien diferente, mientras que Castro usa botas y jeans, Heredia va con remeras ajustadas y jean rotos, en cambio a Martínez le tocan los patalones azules de mecánico con una remera engrasada.

Igualmente todo resalta el trabajado físico de los tres, aunque en el caso de Martínez, tiene un trabajo previo de las maquilladoras que deben taparle los tatuajes.
En materia de "tattos", Castro le saca diferencia a sus dos compañeros de elenco, ya que además de los brazos tiene uno muy grande en la espalda.

Mientras otros programas han basado su éxito en la exhibición de lolas y colas de mujeres, puede decirse que "Valientes" le hace justicia al público femenino, porque los tres galanes pasan, a pesar del frío, la tira en cueros o en remeritas ajustadas.

En cambio, rara vez, se vio a Julieta Díaz, Marcela Kloosterboer o a Eleonora Wexler en ropa interior o en malla veraniega. En apenas una hora, los tres liquidan un par de escenas, incluida una con Tony Lestingi, que lleva adelante el rol de abogado del trío.
Lestingi trabajó en TV y teatro con Castro y Martínez, y ese conocimiento mutuo abre las puertas a una nueva tanda de bromas que no impide que la escena salga impecable de un tirón.

TE PUEDE INTERESAR