Los 10 grandes fracasos tecnológicos de la década - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Los 10 grandes fracasos tecnológicos de la década

Aunque todavía queda tiempo para que llegue 2010, varios medios especializados hicieron su selección de cuales fueron las más notorias debacles en materia tecnológica de estos 10 años.

No todo lo que se idea, fabrica y comercializa puede ser un éxito. En otras palabras, siempre algo puede fallar. Los motivos del fracaso pueden ser muchos: mal diseño, mala idea, error de concepto, un producto que no satisface las necesidades de quienes lo van a adquirir y se puede seguir por un tiempo largo.

Lo cierto es que hay una gran cantidad de productos que, incluso aunque son lanzados con bombos y platillos, no llegan a cumplir las expectativas. Las prestigiosas revistas Time y la publicación CNET eligieron a los peores.


Veamos cuales son:

- Microsoft Vista
Y sí, no hay con que disfrazarlo. Incluso aunque Microsoft haya gastado varios millones más en disfrazar al sistema operativo con otro nombre (Mojave), y haya decidido mostrárselo a gente no habituada a usar computadoras como la gran panacea, Vista jamás se ganó el corazón de los usuarios. Vendió más que ningún otro programa, es cierto, pero ni eso lo salva del oprobio, que obligó a Microsoft a apurar la aparición de su reemplazo, Windows 7. En qué falló: por empezar, exigia una máquina poderosa para funcionar bien. Además, los drivers de la mayoría de los periféricos tardaron mucho tiempo en estar listos.


- Dreamcast
Uno de los mejores productos de Sega no llegó a durar lo suficiente como para vivir la actual época dorada de las consolas. No tuvo la aceptación suficiente fuera de Japón (donde se siguió vendiendo hasta 2006) y eso la llevó al fracaso. Sólo se pueden hacer especulaciones de cómo se hubiera adaptado a este gran momento. En qué falló: pocos juegos y fácilmente pirateables, pésima campaña de marketing, gran avance de la PlayStation de Sony, no traía DVD.

- Grabadoras de DVD
Muchos pensaron que había llegado la hora de los descendientes de los VHS. Pero no fue así. Lanzados en 1999, las grabadoras de DVD no tuvieron el éxito que se esperaba. El advenimiento de los DVR (Digital Video Recording, que graban directamente en un disco rígido), provistos incluso por compañías de televisión por cable o satélite o sistemas como Tivo los hicieron casi inútiles. En qué falló: no ser lo suficientemente amigables y el poco éxito de los DVD regrabables, especialmente por su alto precio y no

- HD DVD
La alternativa a los Blu Ray apoyada por Toshiba y NEC fue el gran perdedor de una lucha que mantuvo en vilo a la comunidad tecnológica por un par de años. Ambos proponían un DVD mejorado, con mayor capacidad y excelente audio y video. Pero finalmente la apuesta la ganó Sony. En qué falló: no tener un estudio cinematográfico propio (al contrario de Sony), lo que no le permitió hacer lobby para vender su producto como el soporte ideal para las películas.

- Aibo
El perro robot de Sony fue una especie de prototipo de lo que vendrá en cibernética. Pero quedó en una interesante anécdota, porque al perro que no ladra al menos que se lo prenda y que no anda mordiendo ni haciendo sus necesidades por toda la casa no lo quiso nadie. En qué falló: se trató de vender un producto para el cual el mercado aún no está preparado. Los robots todavía tienen un largo camino por recorrer. Y las películas de Terminator no los ayudan.

- Radios satelitales
Todavía tienen un margen de crédito disponible, pero para muchos ya perdieron su chance. La idea era que, de la misma manera que un GPS, estos productos portátiles pudieran conectarse a satélites para sintonizar así radios de cualquier parte del mundo. En qué falló: ¿quién iba a pagar por escuchar la radio, cuando es algo que se hace desde siempre en forma gratuita?

- Zune
De nuevo Microsoft. Pasmados por el éxito del iPod, la gente de Redmond decidió lanzar su propio reproductor que, por supuesto, sería mejor que el de Apple. Jamás lo lograron, aunque el producto fue lanzado a fines de 2006. En qué falló: diseño (imposible superar al iPod) y timing (ya habían sido lanzados cientos de reproductores de otras marcas para cuando Zune llegó al mercado).

- Segway
En 2002 hubo un anuncio que parecería que cambiaría la vida tal como la conocemos: un nuevo medio de transporte. Lo que vio la luz años después fue un sistema de transporte urbano más parecido a un monopatín sofisticado para gente con problemas para caminar que algo revolucionario. En qué falló: se crearon demasiadas expectativas por algo que no lo vale. Su precio era demasiado elevado. En algunos países, incluso, para conducirlo es necesario tener licencia.

- Nokia N-Gage
La idea arrancó siendo atractiva: jugar títulos de consola en un celular. Es más, la idea funciona de maravillas hoy, pero los dos modelos de Nokia N-Gage son parte de un pasado que la poderosa compañía finlandesa desearía enterrar. En que falló: diseño, diseño, diseño. Era original, pero no muy cómodo. El primer modelo tenía forma de empanada, para hablar había que ponérselo de costado. Para cambiar un juego, había que sacar la batería.

- UMD
El sistema propietario de pequeños discos de Sony para su PSP (Playstation portátil), ya está siendo dejado de lado por la empresa japonesa. En qué falló: para muchos, ralentizaba la carga de juegos (especialmente al compararlo con el sistema de cartuchos de Nintendo) y las películas estaban a un precio demasiado elevado.


Como toda selección, es subjetiva, y habrá quienes opinen que algunos productos no deberían formar parte de la lista y otros en cambio sí. ¿Cuáles te parecen los fracasos tecnológicos de esta década?

TE PUEDE INTERESAR