Aquí, allá y en todas partes - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Aquí, allá y en todas partes

La nueva tecnología permite estar en una reunión con gente en otro punto del planeta como si se lo tuviera sentado enfrente.

En la película Resident Evil 3, el mundo repleto de zombies al borde de la desaparición total es manejado por inescrupulosos gobernantes que viven en refugios subterráneos, pero que tienen reuniones virtuales en un mismo salón. En realidad, se trata de hologramas de cada uno de los asistentes, que están sentados en distintos puntos del planeta en el mismo momento y que se ven unos a otros como si estuvieran todos sentados alrededor de una mesa. Con el mismo criterio, la empresa Polycom presentó oficialmente en Buenos Aires la Telepresencia inmersiva, un sistema que combina banda ancha, televisores gigantes, micrófonos y cámaras para brindar la sensación de estar en un mismo lugar con gente que puede estar en el otro lado del mundo.

La demostración de la serie TPX de la empresa fue realizada en sus oficinas en Puerto Madero, y consistió en reunir en una sala de reuniones a periodistas con representantes de la empresa ubicados en distintos puntos del planeta. Más específicamente, en Estados Unidos, París y México.

Al establecer la comunicación, la sensación de realismo fue muy grande, porque parecía realmente que las otras personas estaban en el otro extremo de la mesa a la que nos hallábamos sentados. Para lograr eso, pasar de una simple videoconferencia a una experiencia totalmente inmersiva, se requiere de un equipamiento especial. Eso se logra gracias a que cuenta con 3 pantallas planas muy grandes (de 60 pulgadas) que muestran los distintos asientos de cada oficina que va a ser partícipe. De esa manera, se muestra a las otras personas en proporciones como en la vida real, como si realmente estuvieran sentadas enfrente. Las videocámaras están estratégicamente ubicadas detrás de las pantallas y los micrófonos en el techo, con lo cual las conversaciones son muy naturales.

El secreto de la transmisión, que no sufrió de delays en el audio o pixelados de la imagen (ambos en alta definición o HD), consiste en el consumo de un gran ancho de banda, de alrededor de 4MB por cada pantalla. La combinación de toda esta tecnología se debe hacer en una oficina especialmente dedicada (que igualmente puede servir para otras reuniones u otros propósitos), y tratar de que del otro lado la o las oficinas a contactar tengan el mismo o similar diseño.

En una sala especial, en la cual se pueden colocar cuatro pantallas juntas, las comunicaciones pueden ser entre más personas, como si se estuviera en un aula magna de una unviersidad.
Además de la imagen y sonido, el sistema permite que los participantes de las reuniones virtuales compartan presentaciones en Power Point, pizarras electrónicas y otras herramientas que pueden ser operadas desde cualquier lugar.

Pierre Rodríguez, Director de Marketing para Lationamérica de Polycom, sostuvo durante la presentación que "en este momento de crisis económica esta solución permite abaratar costos de viajes y logística e incluso también les permite a las empresas contratar gente que trabaje desde sus casas y asista a reuniones periódicas como si estuvieran allí". El sistema, además, está pensado para educación distancia y también para medicina.