"La Tota" y su ex irán al duelo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

"La Tota" y su ex irán al duelo

Seis parejas quedaron sentenciadas. Además de Santillán y Vives, Sabrina Rojas, Callejón, Serafín Zubiri y Sofía Zamolo.

Se ha puesto calentito este Bailando por un sueño", dijo Marcelo Tinelli apenas abrió ShowMatch (Canal 13, a las 22.30). Después del caño de la semana pasada, todo podía parecer sencillo. Sin embargo, los temas del beat nacional de los años 60 y 70, con toda su candidez, dejaron un tendal de seis parejas sentenciadas. Un número alto si se considera que en la competencia ya quedan "sólo" dieciocho.


Daniel la Tota Santillán —en una mala noche y por algo más que el baile— fue el primer sentenciado. Enseguida se le sumaron su ex mujer, Fernanda Vives, Sabrina Rojas, María Fernanda Callejón, Serafín Zubiri, y Sofía Zamolo. Ellos irán al duelo de esta noche, gala en la que además comenzará un nuevo ritmo: el árabe.


De pelo negro azabache y vinchita dorada, los primeros en pisar la pista fueron Evangelina Anderson, su "baby doll" revelador y su soñador, el colombiano Julián Carvajal, haciendo el acting, con bicicletas, de Bienvenido amor. En bici, justamente, hizo su show aparte Tinelli, que no sólo se dio una vueltita por el estudio, sino que hasta llevó a Evangelina sentada adelante.


Más tarde brilló Carolina Pampita Ardohain, junto a su soñador Nicolás Armengol, con Despeinada. Ante la presencia en el estudio de su marido, el actor chileno Benjamín Vicuña (Don Juan y su bella dama), la modelo recibió elogios y un muy buen puntaje. No tanto como Mónica Farro y Nicolás Scillama (con Presumida), que se llevaron la máxima calificación de la noche y la admiración del jurado compuesto por Carmen Barbieri, Jorge Lafauci, Gerardo Sofovich y Moria Casán. Para Moria fue "tremenda performance, sensual, divertida, las poses, el a go go... fascinante".


La música de Palito Ortega no benefició a Serafín Zubiri quien, con Un muchacho como yo, quedó sentenciado. En cambio, La felicidad le fue propicia a Marcelo De Bellis: esta vez, recibió (moderados) elogios y zafó de ir al duelo, cosa que ya se le había hecho al actor casi una costumbre.


Atractivo extra-bailable fue el de la segunda pareja en la pista, integrada por la Tota Santillán y la uruguaya Virginia Dobrich. Tanto que Tinelli empezó recordando las diferencias entre el concursante y Vives, quien el viernes, en el mismo programa, dijo que la resolución económica de la separación la había perjudicado. "Ella dijo prácticamente me sacó todo", tiró la punta Tinelli, para que Santillán hiciera un detalle pormenorizado y numérico sobre los bienes repartidos. Casán y Barbieri también pusieron lo suyo en el "reality", queriendo saber si la Tota es el malo o la víctima. Hoy, los dos "ex" se medirán en otra clase de duelo.-