TE AMO, TE ODIO - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal
En los tumultuosos pasillos del pop inglés de los 80, la relación de Pete Burns con Morrissey fue una de las más hiper comentardas de la época y se rigió por el mismo humor que Moz les aplicó a sus otros "contrincantes" de turno –como David Bowie, Brett Anderson o Michael Stipe-: hoy te adoro, mañana te odio.

Pete y Steven Patrick (Morrissey) tuvieron su pico de embelesamiento en abril de 1 985, cuando Burns se sumó a los Smiths en el Royal Albert Hall de Londres para interpretar "Barbarism begins at home". El idilio siguió y, en octubre de ese año, la revista Smash Hits los retrató pálidos con fondo oscuro en su tapa bajo el título "The very Odd Couple" (La pareja más rara). En ese momento, Burns era el líder de Dead or Alive y el rey del pop rock glamorosísimo heredado de Bowie y T Rex. Su hit "You Spin me Round (Like a Record)" del album Youthquake había llegado al número uno del chart inglés, algo que nunca logró ningún single (aunque sí los albums) de The Smiths, la banda de Morrisey. Pete era el menos refinado de sus vecinos más famosos del pop inglés de Liverpool de los 80, como Ian McCulloch de Echo & The Bunnymen (cultor del gamulán friolento antes que cualquier coldplay, cortes de pelo de cine y la boca más sexy del rock inglés), la estética Sinatra de Frankie goes to Hollywood o ese look de psicodelia tardía de Julian Cope, el líder de The Teadrop Explodes. Todos, vistos desde hoy, tenían una belleza difícil de soportar, pero Burns, directamente, la mostraba sin censura.

A pesar de esa apariencia, Morrissey, siempre el más cuidadoso al mostrarse elegantemente moderno, decía sobre Burns cosas tan halagadoras como: "A Peter lo ven como ácido, como un troublemaker, un tipo que genera problemas, pero no es el caso: tiene un humor infinito que la prensa trata de quitarle", "El atractivo de Peter es que es despiadadamente apasionado en todos los sentidos" o una frase que quedó en la historia del mundo indie: "Me mandó 26 rosas para mi cumpleaños y yo le mandé 48 marineros desnudos".

Sin embargo, como con casi todos sus amigos, Moz un día le dijo a Pete ¡chau! "Aparentemente, al regreso de un tour japonés de Morrissey en 1991, Burns apareció en su casa luciendo un tapado de piel, motivo suficiente para que Moz, ya miembro activo de PETA (la asociación vegetariana más grande del mundo), no le hablara más. De hecho, terminó unilateralmente la amistad de la misma forma que en su momento expulsó a Andy Rourke de The Smiths: ¡con una postal en la que le hacía saber su decisión de no hablarle más!", cuenta Charles Byron, reconocido por los propios seguidores de The Smiths y por la BBC como uno de los fans que más sabe de la banda en el mundo .

Y recuerda cómo fue otra famosa pelea, con David Bowie: "Fue en 1995 –recuerda Charles-, cuando en los shows de Bowie Morrissey era telonero y la mayoría de sus fans se iban al terminar su set. Entonces Bowie le pidió que compartieran a dúo el escenario en el último tema, pero Moz se quejó, diciendo que eso no le daba la posibilidad de despedirse de sus fans. Ya partir de allí lo bautizó David Showie ".

Aún con estos raptos, nadie puede decir que Morrissey no se los dijo claramente a sus amigos. Él mismo, en 1992, compuso " We hate hate it when your friends become successful " (Odiamos cuando nuestros amigos se hacen famoso s ), hablando de sus amigos cuando lo criticaban por alcanzar la fama. Pero bien podría aplicarse esa frase hacia sus "enemigos". ¿Cómo es la frase? ¿El que avisa no es traidor?

Natalia Zuazo

TE PUEDE INTERESAR