Vuelta al ruedo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Vuelta al ruedo

Sokol se presentará este martes en el microestadio de Morón junto con su nueva banda, El Vuelto S.A. "Quiero hacer música y divertirme", dijo.

Alejandro Sokol concretará el martes, con un recital en el microestadio del club Deportivo Morón, el paso más importante con su nueva banda El Vuelto S.A. a la que dio forma tras abandonar Las Pelotas y poder plasmar su filosofía que, dijo, "es hacer música y divertirme".

Casi como una consigna que rige sus pasos, Sokol apuntó que junto a sus compañeros de El Vuelto S.A. "no nos interesa hacer temas para ganar dinero ni pensamos en ser estrellas". "Las cosas están saliendo del modo en que las vivo yo, que es sintiendo la música a pleno", subrayó el compositor y cantante que también fue parte de Sumo.

En el mismo sentido, el artista agregó acerca de su rol como líder de El Vuelto S.A. que "yo no quiero tener el control, quiero que haya un descontrol en el buen sentido y que todos nos dejemos llevar por lo que nos pinta".

Sin ocultar la felicidad que siente por este presente musical, confesó que como parte del conjunto rockero "estamos con una confianza muy linda porque hacemos rocanrol sin almidonaje y estamos dispuestos a percibir el clima que se respira".

En pos de puntualizar que esa apuesta por el sentimiento rockero no va en detrimento de la responsabilidad, comentó que "El Vuelto no deja de tener su cosa profesional y somos concientes que estamos jugando en primera". Pero verborrágico y dispuesto a sostener un modo informal, añadió: "somos una banda de rocanrol y puede haber algún pifie. Yo propongo basta de acartonados porque para mí, eso es el rocanrol".

A lo largo de la charla, este inspirado creador que es uno de los nombres importantes en la historia del rock argentino minimizó el hecho de haber interrumpido un vínculo de 17 años como parte esencial de Las Pelotas. "Para mí -aseguró- no fue nada difícil ni tengo demasiados huevos por haberme ido de Las Pelotas. No me costó nada y estoy muy feliz por haber tomado la decisión de cortarla".

Una vez consumada su salida del grupo ahora únicamente encabeza Germán Daffunchio, Sokol apuró la consolidación de un proyecto musical que venía siendo su espacio de divertimento al margen de Las Pelotas.

Desde mediados del año que termina potenció su unión con Ismael Sokol (su hijo), Nicolás Angiolini y Gustavo Bustos (guitarras), Sebastián Villegas (bajo) y Damián Bustos (batería) para dar forma El Vuelto S.A. y así no dejar de rockear.

Clásicos de Las Pelotas, algunos temas propios y versiones de canciones de Sumo, Pink Floyd, Bob Marley, The Police y David Bowie son el espacio sonoro desde el que se desliza la banda. "Nunca un tema se parece a otro, no hay nada rígido, no hay nada atado y son cosas que están bien que pasen", formuló el vocalista que en enero cumplirá 49 años.

Con una sonrisa que le sale del alma y no del consejo de los asesores de imagen, el músico consignó que en relación al rock que propone "no hay que quedarse caliente con nada y los pibes están en la misma sintonía que yo".

Al calor de esa lógica de vida, la agrupación ofrecerá el 30, desde las 20, su noche más trascendente en el microestadio sito en Brown y Larroche, Morón, donde también tomarán parte los grupos teloneros Cola de Pato, Del Pasaje y Krill.

"Sin ninguna duda -confesó- el del martes será el show más importante que nos toca hasta ahora y por eso estamos preparando nuevos temas propios y otros covers".
De algún modo, el concierto será el anticipo en vivo del álbum debut de El Vuelto S.A. que, anunció, "va a estar saliendo para mayo".

Por último, Alejandro contó que después del concierto en Deportivo Morón "paramos unos 15 días en que voy a aprovechar para ir a ver a mis nietos que viven en Córdoba y, después, la idea es retomar con todo, más fresco y con más fuerza, para los recitales de verano y para grabar el disco"

Fuente: Télam