Deja una Bam bam... - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Deja una Bam bam...

¿Qué tiene Bam Bam Morais que no tengamos cualquiera de nosotros? No es Brad Pitt, tampoco George Cloney. Buscando modelos y cánones de belleza locales, Bam bam no le llega ni a los cordones ni a Pablo Echarri o Facundo Arana. Entonces ¿Por qué tiene tantos problemas de pollera? Es inaudito. En su breve y meteórica carrera mediática acumuló más problemas amorosos que logros artísticos (de hecho, el marcador va 50 a 0, ganando por amplio margen los escándalos).

El ganador de Gran Hermano 5, con ese flequillo flogger y su cara de "me las creo todas", comenzó su casa furtiva de mujeres en el mismísimo reality show. Estando compitiendo con los colmillos de punta, enamoró a una de sus compañeras de realitys, Eugenia Puggioni. Ellas, cuando fue eliminada del juego, lo apoyó a desde afuera, sacrificando todo por esa ilusión llamada Bam bam.

Pero el chico, una vez que salió de "la casa más famosa de la televisión argentina" le dio una patada en donde no le da el sol a Puggioni y salió detrás de las curvas de Vanesa Carbone, una conejita Playboy con más hambre de fama que la efímera novia de Matias Alé. Por si fuera poco, esta chica fue (gracias a Bam bam), la primera desvergonzada en hacerse un evatest en vivo en le programa de Jorge Rial.

Escándalo de por medio con test de embarazo de por medio, Bam bam salió huyendo de la conejita más rápido que un rayo, para terminar en los brazos de otra rubia sin talento: Melina Pitra, cuyo único mérito para formar parte del staff clade D de "Gran hermano famosos" fue mostrar el culo en todas las publicaciones para hombre.

En fin, todos creímos que Bam bam sentaría cabeza, que viviría feliz por siempre junto a Melina y que tendrían muchos hijitos. Pero el niño no pudo con su genio y en cuanto le dieron dos metro de ventaja estaba llamando por teléfono a Florencia Tesouro, otra ex "Gran hermano", de novia con Agustin Belforte, también ex "Gran hermano" (la manía que tienen estos chicos para ser ratones de laboratorio en una casa llena de cámaras evidentemente los ha hermanado, unidos, juntados y peleados. Es un entorno muy cerrado el círculo íntimo de un "granhermaniano").

La cosa es que Bam bam le regalaba un piropo atrás de otro a esta chica Tesouro. "Que sos la madre de mis hijos, (N de la R: ¡Que caradura!) que no puedo vivir sin vos". Ella, viendo que tenía una boleto directo a Intrusos en el espectáculo lo grabó al pobre Bam bam y ahí perdió a la linda Melina.

Ahora bien, con semejantes antecedentes ¿quién le va a creer a este muchacho? Cualquiera podrá decir nadie, pero la televisión, si algo hace muy bien, es llenar de encanto a un don nadie. Por eso, que aproveche el paso por Patinando por un sueño, porque una vez que la gente le diga que se tiene que ir del show que monta Tinelli en Telefe, la carroza se transformará de nuevo en calabaza. Y allí, Bam bam volverá a ser como cualquier hijo de vecino, con el agregado que ahora todos saben que es más infiel que Pampita y que es mejor invertir en la bolsa en este momento que en una relación con el sr. Morais.

TE PUEDE INTERESAR