Lady Gaga: la nueva Madonna que ya está sacando chispas - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Lady Gaga: la nueva Madonna que ya está sacando chispas

Stefani Germanotta aspira a los 23 años a las grandes ligas de las divas pop. Y aspira otras sustancias...

Tengo genitales femeninos y masculinos". "Quiero corromper a los Jonas Brothers". "Me gustaba poner The Cure y tomarme bolsa tras bolsa de cocaína". Lady Gaga, con esas tres y otra docena de declaraciones picantes, supo combinar el escándalo controlado con la excentricidad de su comportamiento para postularse como la nueva estrella máxima del pop. Kanye West bloggueó "Gaga es la nueva Madonna". Platinada nuclear, falsa hermafrodita bisexual, bocona y agrandada, terminó tirándose de las mechas con (la vieja) Madonna frente a las cámaras de Saturday Night Live. De chiste, sí, pero la Reina del Pop aceptó darle el visto bueno a la promesa de 23 años.

Nacida Stefani Germanotta, faltó que se haga famosa para que subieran videos a la red con no-tan-viejos shows suyos. Ahí se ve que en 2006 era una desgarbada adolescente con remeras arratonadas que se subía a escena acompañada de un tecladito pedorro y una banda de tontines. De la onda nula a convertirse en una especie de bola de espejos humana bastaron dos años. En 2008 lanzó el simple Just Dance y con la fuerza bolichera y el apoyo de la comunidad gay, la Germanotta saltó al estrellato. "Más allá de Dios, mi familia y mi mejor amigo, estoy hoy aquí gracias a la comunidad gay". Nominaciones y premios ganados, Gaga fue comparada con Madonna, Christina Aguilera y Gwen Stefani. Más allá del platinado, el parecido es relativo. Gaga irrumpió con una frescura renovadora y con un vestuario rarísimo ¿brillos, tangas, sombreros mutantes¿ pariente cercano del de Róisín Murphy de Moloko. Y el disco debut, de 2008, titulado pertinentemente The Fame, "la fama". Su primer contrato discográfico lo logró a los 19 años. Queda romántico decir que fue fichada por Def Jam Records después de que L.A. Reid, el capo de la compañía, la escuchara cantar en el hall de entrada desde su oficina. Pero, pum para abajo, jamás se reunió con Reid a pesar de haber sido contratada, y tres meses después fue despedida. No importa. El final es feliz. En 2007 se unió con la dj y bailarina de burlesque Lady Starlight y armaron un espectáculo juntas. Se presentaron en cabarets, restaurantes y boliches gay, para después llegar al multitudinario festival Lollapalooza. Paralelamente comenzó a componer para el sello Konvict, propiedad del músico Akon y que tiene a Fergie, Pussycat Dolls, Britney Spears y New Kids on the Block. Akon pensó que, además, Gaga era buena cantante y convenció a los ejecutivos del sello Interscope para contratarla en conjunto. Ya preparaba el material de The Fame.

Papá Germanotta fue quien la sacó de las drogas con un comentario parco pero relajado, pero al final, tan liberal no era: "Papá me dejó de hablar durante meses cuando hacía los espectáculos de burlesque", dijo ella. "El simplemente no entendía".

Este año, durante un concierto en Nueva York, la chica sintió que ya había llegado. "Mi hermana me mandó un mensaje de texto desde el público. Madonna está a cinco metros mío y hay dos tipos teniendo sexo entre la gente ", dijo. Y agregó: "Recuerdo haber pensando en ese momento: ¡Esto es exactamente lo que quería! ¡Tengo a Madonna y tengo sexo gay! "«