¡Feliz cumple Donna! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¡Feliz cumple Donna!

Donna Summer, la creadora de éxitos como "Hot Stuff", "Bad Girls" o "Ring my Bell", cumple hoy 60 años. Un recorrido por su carrera.

La creadora de éxitos como "Hot Stuff", "Bad Girls" o "She Works Hard for the Money", DONNA Summer, cumplirá mañana 60 años. Un cumpleaños que queda lejos de la época dorada de esta cantante estadounidense de color, convertida en la reina del pop en los 70 y principios de los 80.

Aunque su mejor momento musical ya pasó, Summer continúa con su carrera con un último trabajo, "Crayons", una de cuyas canciones se titula "La reina está de vuelta". La influencia de esta diva de la música fue tal que la revista "Rolling Stone" dijo de ella que la carrera de Madonna sería "impensable" sin Summer y "Bad Girls".

Para la prestigiosa publicación sobre el mundo de la música, Summer representó la creación de una nueva manera de ver la música pop internacional por cómo mezclaba de manera única R&B, pop, funk, soul y rock.

Dona Summer empezó su carrera en Alemania. Nacida en Boston, e hija de unos padres cristianos devotos, Summer, después de buscar trabajo sin suerte en Nueva York, se fue al sur de Alemania en 1968 para trabajar en el musical "Hair".

Allá viviría ocho años, exactamente en Bavaria, donde se casaría con el austríaco Helmuth Sommer y empezaría a trabajar con los productores Giorgio Moroder y Pete Bellotte.

Su primer éxito llegó en 1975 con "Love To Love You Baby", que se convirtió en un escándalo a nivel internacional por los gemidos reproducidos por Summer en la canción. Según la revista "Time", la grabación necesitó que se fingieran 22 orgasmos.

Este éxito con polémica convirtió a Summer en una diosa sexual. Luego encadenaría numerosos éxitos como los conseguidos con títulos como "I feel love" o "No More Tears", un Oscar a la mejor canción del film "Thank God It s Friday", cinco premios Grammy y 130 millones de copias vendidas en todo el mundo.

A pesar del éxito, Summer intentó poner fin a su vida saltando por la ventana de un hotel de Central Park, en Nueva York. Una muerte que pudo evitar el personal de servicio, después de que quedara enredada entre las cortinas.

La presión por la fama conseguida y un matrimonio fallido la sumieron en una depresión. Una crisis que luego superó reconvirtiéndose al cristianismo. Luego se casaría con el cantante y letrista Bruce Sudano, con quien está unida desde hace 28 años.