Cristina bailó con el campo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Cristina bailó con el campo

El ruralista Alfredo De Angeli se enfrentó a su parodia en la casa de "Gran cuñado". Y se fue el personaje de Moreno.


Anoche hubo visitas, nominaciones y eliminación en la casa de Gran cuñado, de ShowMatch (El Trece, a las 22.30): se fue Guillermo Moreno, por el 52,1 por ciento de los votos. Moreno había quedado sentenciado con el vicepresidente Julio Cobos; la ministra de Acción Social, Alicia Kirchner; el gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli; la presidenta Cristina Kirchner y el candidato del PRO, Francisco De Narváez.

Además, Derecho a réplica, el segmento que inauguró la semana pasada De Narváez, tuvo una segunda vuelta. Esta vez, fue el dirigente ruralista Alfredo De Angeli el invitado para tener un "cara a cara" con su imitador (Martín Campilongo). De Angeli fue en lugar de Scioli, quien postergó su visita hasta la semana que viene.

A las 23.30, Marcelo Tinelli anunció la entrada del entrerriano —mientras en CQC (Telefé, a las 23), Ernestina Pais anunciaba el Top Five—. "Hasta dónde llegó la protesta del campo, ¡hasta Tinelli!", dijo Alfredo, con su camisa blanca y chaleco gris típico. Entonces, pidió a su mellizo Atilio que entrara a cuadro.

"A esta hora de la noche reírnos es lo mejor que nos puede pasar", aseguró el dirigente. Y su alter ego le retrucó que "no te rías tanto que se te van a caer los dientes". Por supuesto, Tinelli le recordó su exabrupto de la semana pasada, cuando insultó a Néstor Kirchner. "Lo dicho, dicho está". "¿Y cómo está el conflicto con el campo?", indagó el conductor. "Sigue exactamente igual. Por eso me puse mal cuando escuché las declaraciones de la semana pasada. Pero ya está, hoy estamos para la joda".

Habiendo declarado que Atilio era el cuentista de la familia, hubo tiempo para una ronda de chistes. Y hasta para una "cumbre" entre el Gobierno y el campo. Tinelli le propuso a la Presidenta bailar un chamamé con Atilio. Y ella aceptó encantada, aunque preguntó qué era un chamamé y confundió a De Angeli con Landriscina. Y se lanzaron a la pista. "Que baile en un programa de humor, que no miro porque soy cinéfila, no cambia mis convicciones", le dijo Cristina a Néstor, que desde la casa la retó.

Para el jueves, según anunció el propio Tinelli, se espera la visita del jefe de Gabinete Sergio Massa (que la semana pasada había trascendido que estaría esta noche).

¿Qué pasó dentro de la casa? Hubo karaoke. De Narváez cantó La mano de Dios (Rodrigo); De Angeli, Like a virgin (Madonna); Gabriela Michetti, Ave María (David Bisbal); y Cristina y Néstor, a dúo, No me arrepiento de este amor, de Gilda.

Pero, además, apareció Hugo Chávez (en realidad, Fernando Ramírez, el mismo que hasta la semana pasada hacía de Luis Juez), que fue a "estatizar todo lo que se le cruzó en el camino".

Por último, hubo tiempo para la cobertura del partido que jugó el fin de semana la Selección Nacional, a cargo del Turco Naim Sibara.-