Un almuerzo incómodo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Un almuerzo incómodo

Este mediodía Mirtha Legrand almorzó con el matrimonio Scioli, pero a pesar de ser amigos el almuerzo fue algo incómodo.

Mirtha Legrand invitó a almorzar a Daniel Scioli en el peor momento de su gestión, pero como son íntimos amigos, la señora invitó también a su mujer Karina Rabolini para que la situación del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires no sea tan incómoda.

Fiel a su estilo Mirtha no se cayó nada y poco le importó que el que estaba sentado en la mesa era un amigo. Le preguntó por la inseguridad, por la imputabilidad de los menores, lo atacó por el caso Pomar y a través de un llamado, al que Mirtha se adhirió, lo trató de títere del gobierno y como si fuera poco le dijo que eso era lo que pensaba todo el mundo y se fue al corte diciéndole: "Pensá cómo vas a contestar, Daniel".

Además, la Legrand comentó que había varios temas que le costaba hablar porque sabía que la ponían incomoda a Karina. Pero le importó demasiado que su amiga sufriera y "La Chiqui" siguió: "No se puede salir a la calle, así no se puede vivir", repitió una vez más y le recordó a Scioli todos los temas preocupantes: "la salud, la falta de trabajo, la inseguridad, la educación, Daniel"

Scioli, intentó como pudo justificar cada pregunta de Mirtha pero quedó en claro que no la conformó "Yo te creo Daniel, pero....", fue la respuesta que se escuchó más de una vez durante el programa, dejando en claro que se la dejaba pasar por la amistad que tienen.

El almuerzo, como era de esperar, dejó a una Mirtha descontenta con las respuestas de Daniel Scioli, a una Karina que apenas pudo comer y a un Gobernador que se defendió y que una vez más dio su discurso positivista.

Para terminar y por la amistad que tienen la Legrand le pidió disculpas a Daniel y le pidió a Karina que por favor mostrara su ropa.

TE PUEDE INTERESAR