Tinelli compartió pantalla con Susana - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Tinelli compartió pantalla con Susana

Anoche en "ShowMatch" (El Trece), también se presentaron los dobles de Riquelme, Giordano y Cacho Castaña.

Anoche el gran cuñado VIP (ShowMatch, El Trece) sumó cuatro famosos a la casa: ingresaron las parodias de Juan Román Riquelme, Roberto Giordano, Cacho Castaña y —a un día de su debut en pantalla por Telefé—, la esperada Susana Giménez. Fueron Freddy Villareal, Campi, Martín Bossi y Anita Martínez respectivamente quienes pusieron el cuerpo a las interpretaciones de esos cuatro "clones", que suman así 13 personajes de los 30 que competirán.

La más esperada, la otra "Su", apareció a las 23.58. De vestido negro y anunciada como "una de las grandes divas argentinas, una amiga", según Marcelo Tinelli, presentó un musical de apertura similar al que la rubia había mostrado anteayer en su  programa. "Marcelito, qué flaquito. Estamos los dos solteros. Nos casamos y nos compramos el país", soltó.

Antes, a las 23.06 había sido el "10" de Boca Juniors quien abrió el juego. Serio, mascando chicle, con estilo sobrador, vestido con la indumentaria de entrenamiento del club y hasta escupiendo, irrumpió con la pelota atada al pie. Tinelli lo entrevistó, pero el futbolista mostró su faceta menos favorable: el diálogo. Hablando en tercera persona y con su gesto característico en cada gol (el llamado Topo Gigio en el que se toma las orejas), contestó a preguntas como la vuelta a la Selección nacional. "La Selección me pone feliz. Pero ese tema habría que hablarlo con mi mamá", comentó. También respondió al interrogante de si era verdad que él "arma los equipos a los técnicos": "Eso es lo que ellos dicen, no lo que yo digo". 

Diez minutos después, llegó el turno de un torpe y extrovertido Roberto Giordano, que al grito de sus muletillas ("¡Qué noche Marcelo!, ¡Qué glamour!") presentó un desfile en el estudio: pasearon sus curvas voluptuosas mujeres como Mónica Farro, Amalia Granata, Adabel Guerrero y Silvina Escudero. Y se atrevieron a jugar al básquet. Escudero se alzó con un viaje a Punta del Este.

El tercero en ingresar, con un vaso de whisky, fue un Cacho Castaña fatigado y sensual. Contó sus aventuras amorosas y se despachó con un popurrí, a dúo con Valeria Lynch