Alemania: polémica por un reality en el que parejas de adolescentes "criarán" bebés - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Alemania: polémica por un reality en el que parejas de adolescentes "criarán" bebés

La Federación de Protección del Menor en Alemania (DKSB) se manifestó indignada ante un proyecto de la cadena de TV privada RTL, que entregará bebés a cuatro parejas de adolescentes como parte de un reality de entrenamiento en la paternidad.

El proyecto, que saldría al aire en Alemania desde el 3 de junio, resulta una vuelta de tuerca del programa "Supernanny", que enseña a padres poco habilidosos cómo educar a niños rebeldes. La nueva producción consiste en enseñar a varios adolescentes a ser padres, desde el embarazo hasta la adolescencia del niño, todo en un mes.

En el programa, cuyo título es "Adulto a prueba", las cuatro parejas y sus hijos ficticios serán sometidos a una vigilancia permanente de las cámaras.

Tras un embarazo simulado y acelerado, y después de cuidar un muñeco con forma de bebé, los jóvenes que superen con éxito esas primeras fases serán "recompensados" con un bebé real del que deberán ocuparse durante cuatro días.

Más adelante, y hasta completar ocho capítulos, las parejas escogidas recibirán primero a un niño de menos de cuatro años, luego a otro en edad escolar, y finalmente deberán ejercer de padres de un adolescente.

Para la presidenta de DKSB, Paula Honkanen-Schoberth, la cadena televisiva asume "un alto riesgo al separar a esos bebés de sus verdaderos padres para cederlos a unos progenitores ficticios, menores de edad y en prácticas". Además, Honkanen-Schoberth destacó que "los bebés de entre 9 y 14 meses atraviesan una edad muy sensible en la que reaccionan con miedo y rechazo a las personas extrañas".

"Es inaceptable que bebés indefensos deban pagar el precio para que RTL eleve su audiencia y sus ingresos publicitarios", aseguró la presidenta de DKSB, quien agregó que "al someter a esos niños a miedos existenciales, la cadena consiente que se les provoque graves trastornos en sus relaciones afectivas".

Por su parte, la cadena de televisión alemana se defiende asegurando que "los padres que ceden a sus hijos para el programa lo hacen de modo voluntario, pueden seguir la evolución de sus sustitutos ficticios en todo momento, y pueden abandonar el proyecto en el momento que ellos deseen".

El programa ha recibido el visto bueno del Organismo de Autocontrol de la Televisión (FSF), y durante la emisión contarán con la asistencia de una psicóloga infantil, una enfermera de pediatría, y una pedagoga.