"¿Si estoy loco o medicado? Mejor, escuchen mi disco" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

"¿Si estoy loco o medicado? Mejor, escuchen mi disco"

El inclasificable ex cocinero italiano y ex famoso de Gran Hermano ahora doblega la apuesta y quiere imponer el tema del verano. En la mejor tradición del Meneito y El Gato Volador, rescata su pasado en Cumbiatronic.

/>

Rescatando la tradición de los grandes temas bailables caribeños (aquella en cuyo Olimpo brilla la chatarra panameña antecedente del reggaeton: Gaby y su "Meneito"; El Chombo y su "Gato Volador"; El General y "Muevelo"; y Los del Río y "Dale a tu cuerpo alegría Macarena"), Nino Dolce apuesta doble o nada para llevarse el tema del verano 2008, con "El ritmo de la Matraka". "Es un cover de un tema de Jonattan Díaz que escuché una vez en Colombia, donde sonaba mucho", explica por teléfono Nino.

El "toque Dolce" queda claro a la hora de ver el video que se mandó: una recorrida pirata que va de las calles al cabaret, con diez chicas que acompañan a Nino en las coreos y algún pezón que asoma, pícaro. Con este clip, el inclasificable chef de Playboy devenido en hombre-pastilla de la casa de Gran Hermano, ahora busca correr de los rankings de esta temporada al gordito Sean Kingston, que se impone a nivel mundial con "Beautiful Girls". Nino quiere ser el #1 del verano. Y el video habla por sí solo.

¿Cómo fue la grabación del video?
Se rodó durante todo el día. Para la parte de la camioneta, íbamos por la calle, dando vueltas, con los "toga" ahí atrás en la cajuela y el playback a full. Las chicas iban disfrazadas: una de policía, la otra de colegiala y la otra de enfermera; y la monada se volvía loca... los obreros, los taxistas, los repartidores se salían de la vaina y gritaban de todo. Creo que fue un refresco para los ojos de la gente que estaba trabajando a la mañana. La otra parte se grabó en un bar de Las Cañitas. Pero yo soy un profesional, y no me fijo tanto en lo que tengo alrededor sino en ponerle una linda sonrisa a la cámara, y que me salga bien el guiño cómplice.

¿Habrá un disco entero?
Sí, ya está grabado, para EMI, tiene once temas que hicimos con Frankie B, que era mi escudero en Cumbiatronic, el grupo que yo tenía en los años 90. Hay mucho lengua larga que anda diciendo por ahí que estoy robando con esto, como si recién ahora me pusiera a cantar... ¡Yo compartí escenarios con Babasónicos, con Los Brujos, con Martes Menta...!

Se te nota un poco caliente...
Es que la gilada habla en la televisión. Se piensan que la tienen re clara y lo único que tienen es un productor que les baja línea sin saber nada. Pero el juego de estar en los medios es así, apenas asomás un poquito la cabeza, te pegan.

¿Y te daba nostalgia de estar de nuevo en la música?
Sí, totalmente. Los temas salieron muy divertidos. Está también el tema de la Bolsa de Coto, que para mí va a ser el hit del otoño.

¿...?
Dice así: "Me contaron de una bolsa de un gran supermercado/ que va Nino Dolce y que llega a todos lados/ A veces está llena y a veces está vacía/ Él la tiene siempre, de noche y de día/ ¿Qué tendrá esa bolsa? Ese es un gran misterio / Serán joyas, será ropa, o tal vez alimentos / Yo tengo la bolsa, yo tengo la bolsa / La bolsa de Coto / Y está muy preciosa". ¡En serio, está muy divertido el tema! Cagándome un poco de todo, fiel a mi estilo. Además la gente te arma circo de todo, te preguntan si estás loco, si estás medicado, yo prefiero que la gente se lo siga preguntando y que escuche el disco para sacarse sus propias conclusiones.

¿Estás más bizarro que nunca?
¡Absolutamente! Yo digo que más que bizarro, Nino es de culto. Porque en este momento Cumbiatronic es de culto: hace poco me encontré a Cerati en una fiesta y me contó que se compró el disco en un Cash & Converter a ocho pesos. Obviamente, yo tengo un lado bizarro, pero también tengo otro lado, más cool y dandy. En 2007 sólo se vio mi lado bizarro, pero también tengo un montón de caudal para dar por el otro lado: cuando estuve haciendo mi programa en Playboy, estuve tres años viajando por los mejores hoteles del mundo con las conejitas. O sea, Nino no vive sólo de estar llorando empastillado en la casa de Gran Hermano...

¿Qué pasó con tu imagen después de Gran Hermano?
Y, se me fue un poco de las manos. Quería hacer bardo en la Casa, pero me parece que se agarraron de eso para vender más. De hecho, cuando salí de la Casa, el rating bajó siete puntos. La imagen que tenía del dandy italiano se me fue un poco a la mierda, la verdad que la extraño un poco. Antes buscaba "Nino Dolce" en Internet y todo era comentarios a favor; ahora soy el loco de mierda que no se sabe a quién le va a pegar. Es duro: me hice muy popular, pero al mismo tiempo perdí el control sobre mi persona. Pero bueno, es cuestión de ir dirigiendo toda esa energía: este año voy a bajar un poquito el copete.

¿Pero para qué lado creés que te va a llevar este video?
¡Je, je, je! Y sí, es medio bizarro... Pero lo hice en la etapa del 2007. No me da vergüenza, está todo bien, estoy orgulloso de lo que hago.

TE PUEDE INTERESAR