La incentivación que no fue - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La incentivación que no fue

Los resultados de ayer hicieron que el Apertura prolongará su definición a la espera de un imperdible triangular entre Tigre, San Lorenzo y Boca. ¿Y todo lo que se habló en la previa sobre historias negras de billetes más negros todavía? Si te he visto no me acuerdo.

Un domingo lleno de emociones se vivió en Victoria, en La Boca y en La Paternal. Resultados lógicos, emoción al mango y a desempatar se ha dicho, en un triangular que promete acelerar los corazones de la tribuna futbolera, sin distinción de camiseta. Ya con los resultados puestos, pregunta sin maldad: ¿Y ahora quién se acuerda de la incentivación? ¿De las valijas misteriosas, de las reuniones de ultratumba, de los billetes debajo de la mesa para estimular ánimos por el piso?

Tenemos un final de campeonato histórico. Por obra y gracia de resultados "lógicos", hoy sólo se habla de pelota. De si Tigre soportará la presión, de si San Lorenzo llegará más entero o de si Boca podrá hacerle frente a su irregular andar. Temas lindos, en definitiva, que no deberían apartarse de la agenda diaria para hacerle espacio a otros, más vendedores es cierto, pero a la vez más sucios. Como por ejemplo poner en duda la honestidad de jugadores, técnicos o incluso dirigentes. Ayer quedó demostrado que, muchas veces, las palabras se las lleva el viento porque tanto Banfield, Colón como Argentinos defendieron a muerte los colores que representan. Simple: perdieron frente a equipos que hicieron mejor las cosas durante el 19 fechas.

Hay imágenes que sirven para dejar a salvo el honor de los futbolistas. Ver la desesperación, por ejemplo, del arquero Luchetti, quien cruzó la cancha de punta a punta para tratar de conseguir un valioso empate en Victoria, cuando el reloj ya corría hacia el final. O la heroica levantada de los muchachos de Colón, ante un Boca sin nafta. Ni hablar la actitud del plantel del Bicho, que le puso el pecho a la apretada de los barra y casi hace tumbar la ilusión del Ciclón. Muestras, apenas, de que no todo está perdido.

A sacarse el sombrero, entonces, por esta infartante definición del Torneo Apertura. Tigre, San Lorenzo y Boca serán los protagonistas del triangular que definirá el campeón.

¿El fixture? Tigre y San Lorenzo abren la serie el miércoles, a las 18.30 en cancha de Vélez. La segunda fecha, el sábado también a las 18.30, se cruzan en Racing el propio San Lorenzo y Boca. Y el cierre, programado para el martes 23, de vuelta en Avellaneda, lo protagonizarán Boca y Tigre.

Lo importante está por venir. Tres equipos van por un sueño: Tigre, San Lorenzo y Boca. ¿Quién se quedará con el regalo mayor de Navidad?