Así terminó Los Pells: un final a pura verdad - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Así terminó Los Pells: un final a pura verdad

Con un salto de seis meses, el cierre tuvo premio y castigo (a medias) para todos los personajes de la tira.

Tuvo un final -literalmente último bocadillo- sutil, de trazo fino, acorde al tono que intentó mantener durante los ochos meses que estuvo en pantalla. En la ropa, el cargo y la estética de Martín, Gonzalo (su gemelo que disimuló su identidad frente a cámaras en todo ese tiempo) se despidió anoche del noticiero que conduce con su mujer con su clásico muletilla: ¿Querían noticias? Ahora ya las tienen. Leído, no tiene más gracia que el peso de una frase hecha. Oído como broche final de Los exitosos Pells (Telefé) tuvo la magia del cambio de voz. Ya no más en el pegajoso decir de Martín. Con la gravedad de su lado, el verdadero Gonzalo se presentó silenciosamente en sociedad.

Así se despidió ayer la tira producida por Sebastián Ortega y protagonizada por Mike Amigorena y Carla Peterson, que contó, en clave de comedia, el detrás de escena de un canal de noticias. Con la agilidad narrativa y estética que suele imprimirle a sus programas (El tiempo no para o Lalola), Ortega sacudió la pantalla, a principios de noviembre, cuando desplegó ironía y crudeza para correrle el velo a una señal (MegaNews) manejada por un mafioso, con un noticiero central conducido por un matrimonio que no era tal y con un conductor que no era. Y que con la mira puesta en el rating, esa señal era capaz de todo... todo un mensaje de ficción acerca de algunos medios que tranquilamente podrían ser reales.

La parodia permitió, entonces, ahondar en el detrás de las noticias, de la mano de la gran composición de Amigorena para hacer de Martín (sufrió un accidente en el comienzo del ciclo), de Gonzalo Echagüe (su hermano actor) y de Gonzalo haciendo de Martín. Y de la solidez ya comprobada de Peterson en Lalola, sin tanto lucimiento en Los exitosos.... Siempre en la sombra como la esposa de..., su criatura no tuvo las mismas chances que la actriz contó en la tira que iba por América y que le valió su primer protagónico.

La cita de aquella tira habilita también para marcar un ritmo similar en el desarrollo de las dos historias: porque tanto en una como en otra, después varios meses de libros cuidados, se dieron permiso para apostar al delirio innecesario de varios personajes, fórmula que terminó debilitando (temporariamente en los dos casos) su trama. Recuperado el timón del relato, se llegó a buen puerto.

El último capítulo comenzó con la cámara oculta que Gonzalo le tendió a Franco (Hugo Arana), con la que se evidenció que el dueño del canal había extorsionado a Sol con una documentación que involucraba a su padre. Puesto el material en pantalla, Franco, su abogado (Fabián Arenillas) y el padre de Sol (Alejandro Awada) marcharon presos. Ese mismo día, y por el mismo canal, Sol y Gonzalo (Martín para las cámaras) fueron padres de una niña. Con un salto de tiempo, Robertita aparece con 6 meses de vida, Martín está de viaje con su amado Tomás (Diego Ramos), Marcela Núñez (Mirta Busnelli) lidera MegaNews, Daniela y Sergio (Claudia Fontán y Mex Utizberea) esperan mellizos, Franco recupera su libertad, Amanda (Andrea Bonelli) maneja el canal de la competencia y Gonzalo decide decir su verdad en cámaras sin más palabras que un guiño, un buen gesto para el televidente fiel. El de MegaNews. Y de los Pells.

TE PUEDE INTERESAR