Pura vida en La Trastienda - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Pura vida en La Trastienda

Luego de su exitosa gira por México, Los Pericos volvieron a los escenarios porteños para presentar "Pura Vida" en La Trastienda. Ciudad.com estuvo ahí para contarte cómo fue el show.

Cuando habían pasado 45 minutos de las 21 y la gente comenzaba a impacientarse, una sirena indicó que los aplausos debían cesar porque empezaba la fiesta. Los Pericos salieron al escenario de La Trastienda y una nube de globos tapó al público. "¡Buenas Noches, locuras!", saludó Juanchi y comenzaron a escucharse los primeros acordes de "Limpia el amor". Luego, un "¡Bienvenidos a la pura vida!", sirvió de introducción para que el público estallara con el nuevo hit: "Lindo día", seguido de "Pianito"; los tres del último disco.

Juanchi dijo que sentía una felicidad impresionante, y se notaba. El frontman se mostraba seguro y distendido, la continua interacción con el público hacía que el show parezca una fiesta entre amigos. ¿Acaso no lo era?

El pogo comenzó con "Complicado y aturdido", que siguió con "Nada que perder". "¡Vamos manga de fumones!", agitó Juanchi que paseaba por el escenario haciendo cantar al público. "Los celos", el infaltable "Runaway" y "Boulevard", donde Juanchi bailó delirando a las nuevas tribus: "Bailo como flogger", dijo mientras intentaba imitar el pasito sin sentido.

Los Pericos iban a continuar mezclando los clásicos hits con temas de "Pura Vida". "Torito", "Miramar", "El hombre", "Sin cadenas", fueron los siguientes. El calor se hacía sentir, la gente de La Trastienda parece que se había olvidado de prender el aire. "Pupilas lejanas", "Everybody be cool" y "Jamaica Reggae" vinieron antes de la presentación de los 7 integrantes de la banda.

"Nos alegra mucho la pura vida constante que estamos viviendo hace muchos meses", contó Juanchi, antes de que empezaran los acordes de "Waitin" y bajara para meterse entre el público a hacer de pogo con la gente. Luego vino "Santos" -tema dedicado al hijo de Juanchi que lleva el mismo nombre- y "Home sweet home". Juanchi pidió que la gente se agache para que en un salto se vuelva a desatar la fiesta.

Llegaba el momento del descanso y de una falsa despedida. La banda agradeció y se retiró del escenario. Mientras unos aplaudían para que regresen, el resto copaba la barra en busca de agua.

A los pocos minutos los siete volveron para los bises. Dos temas bien reggae: "El gran desfile" y "La vieja llama" sirvieron para que el público se distienda y descanse. Venía un final a todo trapo. "Casi nunca lo ves" y "No me pares/El ritual de la banana", con un Juanchi nuevamente pogueando entre el público, indicaban que la fiesta terminaba en su punto más alto.

Casi dos horas de show alcanzaron para confirmar que Los Pericos están mejor que nunca. Pura vida no sólo es el nombre del nuevo disco, sino también la definición del momento que atraviesa la banda. Los Pericos consiguieron transmitir toda la alegría, el entusiasmo y la fiesta que vive el grupo. Tarea realizada.

TE PUEDE INTERESAR