La monjas pisteras - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La monjas pisteras

Fueron multadas por exceso de velocidad. Dijeron que iban rápido a ver al Papa.

Una monja salesiana ha sido multada y ha perdido el carnet de conducir por exceso de velocidad, después de que una patrulla de la policía italiana le diera el alto por conducir el Ford Fiesta, propiedad de la congregación, a una velocidad mayor de la permitida.
Hemos escuchado que el Papa Benedicto se había caído, y queríamos ir a verlo para asegurarnos que estaba bien.

La hermana Tavoletta, de 56 años, que viajaba junto a otras dos religiosas de 65 y 78 años, explicó a los agentes que conducía de ese modo: "Hemos escuchado que el Papa Benedicto se había caído, y queríamos ir a verle para asegurarnos que estaba bien", tal y como recoge The Daily Telegraph.

Las salesianas fueron paradas a una hora de viaje de la casa de verano del Papa Benedicto XVI en Les Combes. Horas antes, el pontífice se había caído en el baño de su residencia, dañándose una muñeca. Este accidente había producido gran conmoción en las religiosas, que decidieron en el último momento hacer una visita al Papa para preocuparse por su estado.
Multa y pérdida de carnet

Un portavoz de la policía de la Turín ha declarado: "Esperemos que la próxima vez que la hermana Tavoletta vaya a confesarse, se confiese sobre sus malos hábitos como conductora. Por ahora, tendrá que pagar una multa de 375 euros".

La hermana Tavoletta, que ha perdido el carnet de conducir durante un mes, no está de acuerdo con esta sanción. Lo primero que ha hecho al conocer la multa, es contratar a Anna Orecchioni, la mejor abogada italiana en temas de conducción.