Llegó Arjona: bosterísimo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Llegó Arjona: bosterísimo

En Boca Juniors, el guatemalteco habló de la serie de shows que arranca hoy. Dijo que era boquense.

De impecable camisa blanca, tiradores, collares y pulseras de piedras en tonos marrones y el pelo suelto peinado con gel, Arjona se presentó en una conferencia de prensa en Boca Juniors para ser asediado a preguntas por una ola periodistas de diferentes medios de América Latina. Llegó muy distendido y los fotógrafos lo taparon con flashes, hasta que logró sentarse, delante de una imagen suya colgada en la pared. En la mesa había una copa de agua que no tocó. Prefirió responder y terminar el trámite, que duró más o menos media hora. Tenía dos ideas en la cabeza: primero, agradecer a Mercedes Sosa por su obra y calificarla como alguien que siempre fue fiel con ella misma. Segundo, desterrar la palabra "récord": "Me coloca más del lado de un atleta que del de lo que hago yo. Las cosas se van dando, quizás algún día deje de pasar esto". Es que hoy, después de haber llenado 34 Luna Park en 2007, Ricardo arrancará su serie de cuatro presentaciones en el estadio de Boca Juniors, algo que no muchos cantantes pueden lograr. Y además el lugar es especial para Arjona, un fanático más del equipo azul y oro. Cuenta que se contagió de esos colores la primera vez que vino a la Argentina y que siempre le hace el aguante: "Ojalá pudiera venir la doce al concierto", bromea con los periodistas. Que los recitales sean en un estadio resta un poco de intimismo a los shows, y Arjona lo sabe: "Es como conquistar a una chica de banqueta a banqueta. Es mucho más fácil si la invitás a tomar un café y la tenés más cerquita", reflexiona. Igual cree que en la Bombonera se puede generar ese clima anhelado. Y aunque no quiso adelantar nada de lo que va a pasar en el escenario, Ricardo deslizó que en esta gira, Tour 5to piso, la puesta en escena es la más grande de su carrera. Empeñado en intentar ser una "persona normal" (dice que lo es) y salir a tomar un café como cualquiera (confiesa que en la Argentina lo ha hecho y la gente, por la sorpresa, siempre tardó en reconocerlo, lo que le dio tiempo para huir), Arjona no sabe hasta dónde puede llegar: "Cuando empecé, mi techo era que saliera un disco. Todo lo que vivo hoy es algo que nunca sospeché. Lo agradezco, pero me lo creo poco", declara. El tono humilde y la sensación de que el show puede terminar un día nunca se acaban. Arjona no escucha Arjona. "Cuando salgo a restaurantes deciden halagarme poniendo mi música, y quedo como un pesado. Seguir escuchándome después de cantar tanto sería una prueba de narcisismo inmensa", confiesa. También admite que quiere suprimir de su "repertorio permanente" algunas canciones, como dice que ya lo hizo con Jesús Verbo... (no se asusten las fans: Arjona no se va a olvidar esta noche sus hits más importantes). Lo mismo quiere hacer con el ritual en el que suben mujeres al escenario en temas clave. Lo hizo en su última presentación en Mar del Plata, pero aunque las chicas se angustien, ya no es algo que quiera incluir en sus espectáculos: "Las ganas que tengo de dejar de hacerlo... Pero no sé cómo". «

Arjona se va a presentar en el Estadio de Boca Juniors hoy, el viernes, el sábado y el domingo, desde las 21.30. Viene como parte del Tour 5to Piso.

TE PUEDE INTERESAR