La impresora multifunción - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La impresora multifunción

Kodak tiene un nombre ganado en el terreno de la fotografía desde hace bastante más de cien años. Todo un símbolo en ese mercado, ahora decidió lanzarse al de las impresiones.

Por empezar, vale aclarar que la ESP5 es un equipo multifunción. Es decir, no sólo una impresora, sino también un escáner y una fotocopiadora, todo en uno.

Se trata de un modelo de tamaño mediano, destinada al uso hogareño. De color negro, tiene un diseño fácil de combinar con otros equipos informáticos o con muebles oscuros, así como crear contrastes con los más claros. Se sabe que el negro combina con casi todo. Pero esta no es la sección Moda.

En la parte derecha del equipo están los controles. Lo más destacado es, sin duda, la pantalla LCD de 3 pulgadas, a la que preceden unos pocos botones.

Instalación
Es sencilla y rápida. La puesta en funcionamiento, desde que se saca de la caja hasta que empieza a trabajar, no debería llevar más de 5 minutos, incluyendo la instalación del software (Kodak EasyShare, intuitivo y sin grandes sorpresas) y de los dos cartuchos (uno negro y el otro color). Trae un cable USB para conectarla a la PC, aunque, las fotos se pueden imprimir sin necesidad de una computadora, ya que trae slot para tarjetas de memoria (SD/SDHC, MemoryStick, XD y Compact Flash). Desde la pantalla LCD se pueden ver las fotos cargadas allí, así como todos los menús para efectuar la impresión, copia o escaneo con las características deseadas.

Los menús están en español, son simples y directos, traen las opciones más básicas y se pueden manejar sin ningún tipo de dificultad.

Impresión
En cuanto a la impresión en sí misma, tanto en blanco y negro como color, no hay mucho que objetar. El equipo responde bien y rápido, tanto si la impresión se hace desde la PC como de una tarjeta de memoria. La velocidad especificada es de 30 páginas por minuto en negro y 29 a color, pero eso siempre es en las condiciones mínimas de calidad.

Con respecto a la resolución, al no proveer Kodak una especificación, sólo se puede decir que con un nivel máximo obtenido por software o desde los mismos controles las copias son correctas, pero no perfectas. Como muchos otros modelos, las impresiones fotográficas sólo se aprecian bien utilizando papel de la empresa.

Punto en contra. El hecho de que haya que sacar el papel A4 si la idea es imprimir una foto en papel de 10x15. No están diferenciadas las bandejas, por lo cual hay que cambiar de papel en cada ocasión.

Copiadora
Por el lado de la copia, la misma tarda un poco más que una efectuada en una copiadora común, así que a no esperar milagros. Pero igualmente la calidad obtenida es buena, y si la idea no es hacer copias en gran escala, sino alguna que otra ocasionalmente, entonces cumplirá su misión. Como punto a favor, las copias pueden ser tanto color como blanco y negro.

Escáner
Como escáner es donde tal vez se nota que todavía Kodak no le encontró la vuelta. Si bien la digitalización es sencilla y rápida, los resultados no son de los mejores, ya que no se obtiene una gran calidad. Sólo para salir del paso.

En definitiva, se trata de un producto decente en lo referente a su relación prestaciones/precio. Por ser el primer acercamiento de Kodak al mundo de la impresión, bastante más que aprobado.