La cumbia dejó ocho sentenciados - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La cumbia dejó ocho sentenciados

Los puntajes más bajos de esta madrugada fueron para Pampita, Francese, Florimonte, De Bellis, Jelinek, Bo, Gómez Córdoba y la Tota Santillán. Hoy se enfrentarán en el duelo.

Esta madrugada, por primera vez en Bailando por un sueño, quedaron sentenciadas ocho parejas: Gladys Florimonte, Marcelo De Bellis, Karina Jelinek, Belén Francese, Gabriela Bo, Florencia Gómez Córdoba, Tota Santillán y Pampita Ardohain deberán enfrentarse, entonces, en el duelo de esta noche. De ese modo, terminó en ShowMatch (a las 22, por Canal 13) la ronda de cumbia, ritmo que calentó la pantalla desde el martes pasado.


Ayer, el programa comenzó puntual, con Marcelo Tinelli envalentonado por el triunfo del jueves de San Lorenzo, que dejó afuera de la Copa Libertadores a River. "El paro del campo hace que las gallinas no pongan huevos", dijo el conductor. Y se explayó en el tema a lo largo de la noche. Sin embargo, de la derrota de su equipo el domingo, a manos de Independiente, dijo poco y nada.


Luego, sí, comenzó el baile. Las parejas atravesaron una emisión de emociones cruzadas, donde bailaron Pampita Ardohain, la Tota Santillán, Fernanda Vives, Marixa Balli, Marianela Mirra, Verónica Varano, Marcelo De Bellis y Carolina Baldini.


El certamen fue abierto por Pampita y Diego Papalardo: "Me encanta bailar cumbia y cuando voy a bailar siempre pido el Bombón asesino", confesó la modelo. La pareja cosechó apenas 17 puntos y tuvo duras devoluciones del jurado. Carmen Barbieri dijo que la pareja bailó una cumbia "estilizada pero le faltó calor, caderas. Estuvieron bárbaros, pero no me dieron lo que esperaba". Pero Moria Casán fue más allá y en su análisis dijo que "esta pareja está siempre correcta. Me gustó el desplazamiento, vi una cumbia un poco light. Necesito que me bailen con los genitales, que se note el temperamento, el fuego".


La segunda cumbia de la noche la bailaron Santillán y la uruguaya Virginia Dobrich. La Tota apareció con un traje verde y una peluca que le dio un look a medio camino entre Mercedes Sosa y Daniel Agostini. Aunque Moria señaló: "No parecés el doble de Agostini... parece que te lo comiste". La Tota llevó al estudio una docena de empanadas de Salta que intentó repartir entre el jurado. Pero su generosidad fue desbarata por Tinelli.


Mientras, en la tribuna se presentó la nueva novia de la Tota: Cecilia. Una blonda que hace seis años conoció a la Tota en un viaje a Neuquén. Luego, Dobrich y Santillán bailaron una cumbia que no convenció al jurado y sumaron sólo 16 puntos. Moria reconoció que no le gustó la coreografía "y se perdió la mitad del baile en el acting".


Luego llegaron Fernanda Vives y Adrián Díaz. La ex de la Tota Santillán amagó con encontrarse con Cecilia, pero la nueva novia de la Tota abandonó el estudio rápidamente.


Ayer, quizás, fue la última noche de baile para Marixa Balli —reemplazante de Sabrina Rojas— en esta edición del certamen. Balli, luego de tanto fracaso amoroso, aseguró a cámara: "Voy a viajar a Estados Unidos por el banco de esperma. Estoy desilusionada con los hombres".


Uno de los momentos más esperados fue el encuentro de Tinelli con Carolina Baldini —mujer del Cholo Simeone, técnico de River— que bailó junto a Paulo Pedernera. Luego de una catarata de chistes sobre el triunfo de San Lorenzo, Tinelli le sacó la pollera con los dientes a la esposa del DT.-