Detrás de las paredes - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Detrás de las paredes

¿Cómo modificó la pandemia de Gripe A la vida social del joven argentino? Casos y cosas de una temporada donde la vida interior se transformó en la única alternativa posible.

Cuando Adolfo Bioy Casares publicó, exactos cuarenta años atrás, su famosa novela Diario de la guerra del cerdo no imaginaba que una gripe heredada del porcino en cuestión iba a generar un efecto contrario al de su alegoría futurista. Si en su libro los jóvenes salían a combatir a los viejos, en una especie de cruzada generacional, en la gripe porcina la casta en peligro es, justamente, la de los jóvenes, mientras lo contrario sucede con los ancianos.

No le toca al Suplemento Sí! explicar cuáles son las causas de la razón por la que los teóricamente más sanos son los más expuestos al H1N1. Tampoco podemos determinar cuáles son los límites del contagio y qué tan a salvo estamos ahora que se puede ir asomando la nariz. La idea de esta producción es repasar los cambios de hábitos generados en un lapso comprendido entre el 21 de junio y el 21 de julio de 2009, cuando la llegada del invierno hizo recrudecer en la Argentina lo que para la OMS ya es pandemia.

Mientras en Inglaterra y Estados Unidos se pone de moda organizar "fiestas de contagio" que consisten en padres que llevan a sus hijos sanos a jugar con infectados con la hipótesis de que es más conveniente contagiarse en verano e inmunizarse para el invierno (aun en contra de la opinión de los especialistas), por estas playas se ríe por no llorar. "Radio oficial de la cuarentena", se jacta la Rock & Pop.

En un acuartelamiento potenciado por la suspensión de las clases y las licencias laborales, hasta la vida virtual tambaleó: Facebook pasó a ser el muro de los lamentos, Taringa! quedó colapsado y hasta los sitios de compras virtuales tuvieron inconvenientes ante una demanda impensada. Mientras amas de casa desesperadas vivieron (¡viven!) el karma de hijos sin clases + teatros cerrados, el cantautor sueco Jans Lekman se llevó como recuerdo la gripe de moda, en tanto la gata Cat Power se la bancó y ronroneó menos que Slim Jim Phantom, el Stray Cats que se bajó por miedo a perder una de sus siete vidas. Los metaleros Testament, que tenían show programado en El Teatro para el 5 de septiembre, pospusieron para el 2010 bajo excusa de "estar atrasados con su nuevo disco". ¡Qué chanchada! En tanto, Massacre ensayó hasta esta semana con el corazón en su primer Luna Park y el oído en las noticias. Sépanlo: el 7/8 no suspenden.

Si el Gardel de Oro se entrega en forma invisible... ¿el premio hay que dárselo a Spinetta? La cuarentena obligó a una ceremonia no-pública y el prócer tuvo su laurel. "Hubo una merma del 40 % en las fiestas (Plop, La Reina, Roxy Live!) y se nos suspendieron varias fechas en las dos primeras semanas de julio. Después, por suerte, aflojó un poco la psicosis. Pero nos dejó para atrás" explica Fernando Benevenia, gerente de MTS. Y mientras los locales cumplen a rajatabla con el alcohol en gel en los baños, para el show de Cj Ramone en Súper Club se repartió un "barbijo ramonero". Nadie lo usó. Todos los presentes, a contramano de la filosofía punk, confiaron en un futuro donde lo puedan exhibir como souvenir.

"Es algo que sólo lo vivís una sola vez"

"Nos retrasaron el viaje hace dos semanas pero no vinieron los de la empresa, nosotros tuvimos que llamar por lo que decían en la tele. Fuimos los primeros en pagar y dijimos que queríamos que sea a fines de agosto, pero con la gripe ellos están poniendo la fecha. Ahora estoy pensando si ir o no, por la fecha. Encima este año subió de 3200 a 4000 pesos pero todavía no pagué el viaje porque lo voy a hacer a último momento. Sólo pagué una ficha y si no voy pierdo 100 pesos nada más: si hubiese pagado me devolverían la mitad. Mis viejos me dicen que si quiero me pagan un viaje en verano o un auto. Ellos no quieren que vaya, porque tienen miedo. Así que no sé que voy a hacer porque con la gripe hay poca gente que va y porque es lamentable ir en una fecha donde no hay nieve. Aunque por otro lado quiero ir, porque es algo que sólo vivís una vez". Martina Vázquez Soria. Estudiante. Se quedó sin viaje de egresados.

"Cada municipio se maneja distinto"

"Teníamos reservado el lugar para el 11 de julio y la suspendimos 10 días antes. A esta altura, tenemos una producción que necesitamos cortar 450 entradas: si metemos 300 personas, perdemos plata. Con la cabeza fría, decidimos que no la hacíamos. Seguro que no pasaba nada, pero si te enterás de que alguien se enfermó en tu fiesta es un bajón. Lo que fue malísimo es que cada municipio se manejó de manera distinta: en Ituzaingó cerraron hasta los bares. Pero en Morón, todo abría hasta la 1. ¡Malísimo! Como si te fueras a enfermar porque es más tarde. Eso es un mal manejo. Sentimos que nos están re chamuyando. Para la convocatoria, manejamos mucho el boca en boca y las redes como Facebook, así que sólo perdimos 300 pesos en flyers y no pudimos cubrir unas deudas. Imprimimos unos stickers con la nueva fecha y volvemos con todo". Matías Beltrán. Productor. Postergó "Inversa", la fiesta que organiza con amigos.

"Sentimos que no éramos nadie"

"En estos días tenía que rendir las dos materias que me faltan para recibirme de médica. Pero se suspendió todo justo el día antes de que me pudiera presentar al examen de Medicina Legal. Estábamos reunidas las cuatro amigas que estudiamos juntas y no lo podíamos creer porque, hasta entonces, las facultades seguían. Empezamos a llamar a la Secretaría pero no nos comunicábamos, así que ubicamos a un profesor en su celular y nos dijo que no podía tomarnos. Nos pusimos a llorar y algunas lo tomaron peor. Sentimos que no éramos nadie. Todas nos queríamos sacar la presión de encima. Además, ya habíamos estudiado. Lo peor es que, con el atraso, no sabemos cómo siguen las cosas. Ayer fui a saludar a una amiga que sí se pudo recibir porque la profesora le tomó en un bar y ella sólo tenía que defender un trabajo. Le tiramos huevos y mi campera quedó manchada sin darme cuenta. Cuando hoy lo vi les dije a las chicas: Piensen que ahora nos tendríamos que estar recibiendo . ¡Teníamos los festejos planeados!".María Luisa Molinari. Estudiante de medicina. No pudo recibirse.

"Me pagan $200 por jugar a la play"

"Justo hoy saqué el registro, pero no de conducir: de madrij, algo así como coordinador en el club Macabi. Este es mi primer laburo: todos los sábados, soy líder de un grupo de chicos de 5 años a los que les preparo actividades al aire libre. Al principio de la gripe A, empezó a bajar el número de pibes: de los veinte... sólo venían ocho. Y las madres me decían: ¡Lavalos, cuidalos, poneles gel! . Cada vez iban menos al club, hasta que se cerró todo. Y me llamaron para que les arme actividades en las casas. Así me convertí en madrij de Playstation : se juntan varios chicos y yo voy a entrenerlos tres veces por semana. Al principio, armé torneos de ping-pong, pases de pelota y pruebas de circo. Pero después ya no sabía qué hacer... y largamos el campeonato de Play. Puedo decir que soy uno de los pocos que ganó con la gripe A: ¡me pagaron 200 pesos por jugar!". Sebastián Tabakman. Madrij. Coordina actividades juveniles.

"Evitamos ir a bares o boliches"

"Por lo general, vamos a Rumi o Crobar y hacemos una previa en alguna casa. Pero no somos de quedarnos encerradas. Los Día del Amigo anteriores fuimos a fiestas más grandes pero este año decidimos juntarnos en mi casa por la gripe A. Es un tema que lo charlamos con mis amigas y tenemos opiniones distintas. Por ejemplo, algunas creen que se usa para tapar otros asuntos más políticos. Lo bueno de quedarnos acá es que podemos estar todas y ponernos al día con nuestras cosas. Hablamos de todo aunque los chicos y la facu ocupan casi toda la noche. Con la gripe no modificamos en extremo nuestras vidas, pero sí tratamos de no ir a bares o boliches, y lavarnos las manos bastante más. Este día es simbólico y sirve como una excusa más para juntarnos. Aunque este año sea sin todo el grupo de amigos completo, incluyendo novios, y adentro de un departamento".Alejandra Oswald. Estudiante. Festejó el Día del Amigo en casa.