Escuela de delincuentes - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Escuela de delincuentes

Anoche debutó por América "Calles salvajes", un ciclo donde los delincuentes y marginales cuentan su historia en primera persona.

"Yo no robo porque tengo hambre, yo robo para tener las mejores zapatillas, la mejor pilcha".Palabras duras, mucho más si salen de la boca de un chico de 17 años que afirma rifar su vida todos los días en un asalto a mano armada.

Estos testimonios crudos, chocantes, impactantes fueron conseguidos por Martín Ciccioli en su nuevo programa, "Calles salvajes. Escuchar que cómo una persona delinque es impactante, pero mucho más porque, a diferencia de ciclos como "Cárceles", estos entrevistados están sueltos.

"Mirá ese pichón", señaló uno mientras un auto último modelo pasaba a toda velocidad por las calles de una villa."Si no hubiera estado haciendo esta entrevista lo levantábamos", afirmó otro de los pibes chorros en alusión a que si no hubiera estado la cámara ya lo habrían robado, con consecuencias traumáticas para el dueño del auto.

Pero lo más fuerte fue ver cómo Ciccioli recorrió junto a uno de los pibes perteneciente a "La pandilla de Morón" las calles de la ciudad.En pocos minutos encontró a muchos autos y personas que, según él, eran aptas para robar.

Ciccioli con el paso de los años se ha transformado en un referente del periodismo testimonial. Les habla a los pibes de igual a igual y no se asusta por nada. Es alguien "del palo" que se hace respetar.

"Calles salvajes" mostrará esas cosas que vemos en los noticieros una vez que se cometieron. Ahora bien ¿Ayuda mostrar todo esto a que las cosas mejoren o es peor el remedio que la enfermedad?