Toti, la voz de Hijos del Oeste - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Toti, la voz de Hijos del Oeste

En el video nuevo, "Adicto", participan varios futbolistas, ¿cómo te definís como jugador?

Soy nueve de área. Muy malo, pero tengo la suerte de que siempre me cae la pelota y hago goles. ¿Un jugador? El Toti Iglesias, el original. No soy de Racing, pero toda mi familia, sí. Soy de San Lorenzo por mis amigos del barrio. No tengo papá; nadie me inculcó un equipo. A los ocho ya me gustaba el rock & roll. Nunca fui un entendido y me alcanza con ser un enfermo de los Rolling Stones. En la cancha disfruto más el ritual que el partido. Los jugadores que aparecen en el video son de mi época, Graciani, Fillol, Pinino, El Bambi, estaban en la Sólo Fútbol que yo leía.

¿Qué pensás de la gripe porcina?

Estoy encerrado, sin salir. La llevo bien. No sé qué haría si laburara y me tuviera que tomar el bondi de Lugano a Constitución, como antes. Está dividido entre los que se cuidan y los que no. Yo tuve neumonía, casi me muero. Me tengo que cuidar.

¿A quién le escribís canciones?

Si son de amor, son para ex novias de años, que después ni se enteran de que el tema era para ellas. Vivo en Quilmes, y si camino dos cuadras ya me salen veinte canciones de la calle. Voy a ensayos de amigos que llegan y dejan las armas en la mesa. Trato de bajarles el tono, ponerles un poco de amor porque a veces es muy guaso todo. Yo tengo dos armas, no las llevo encima, pero en el auto sí las tenía. Acá cualquier gil tiene un fierro encima y no te cuida nadie. No te metás adentro de casa, te bajo como un dominó. El conurbano es así.