Ya estamos todos amigos - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Ya estamos todos amigos

Pampita se reconcilió con el jurado, Pablo Ruiz lloró de la emoción, Adabel Guerrero quedó en punta, y esta noche sigue la ronda de pop latino.

Pampita tuvo su revancha, Pablo Ruiz estuvo flojo porque se emocionó mucho, Jelinek anduvo bastante bien y Adabel Guerrero fue la que se llevó el mejor puntaje, en una gala de "Bailando por un sueño" donde reinó el pop latino y se bajaron los decibeles de los enfrentamientos varios.


Después de sus lágrimas de la semana pasada, cuando Carmen Barbieri le puso un 6 en el reggaetón disparando sus quejas, Carolina Pampita Ardohain fue la primera en pisar la pista de ShowMatch (Canal 13, a las 22.30) junto a su "soñador" Nicolás Armengol. Esta vez Carmen no levantó ningún cartelito numérico porque en esta ronda le toca el voto secreto, pero se ocupó de elogiar el desempeño de la top model. Los otros tres jurados coincidieron: Jorge Lafauci puso un 6, y Moria Casán levantó un 9 y comparó el baile con "un videoclip de Ricky Martin", mientras para Gerardo Sofovich (y su 10) se trató, directamente, de "la fecha de nacimiento de una nueva Pampita".


El momento de bajón llegó con Pablo Ruiz, que se emocionó muchísimo agradeciéndole a Marcelo Tinelli porque "desde que estoy acá me cambiaste la vida", y aunque después aflojó tensiones cantando La chica ideal, al momento del baile las cosas no anduvieron bien y sólo pudo registrar 17 puntos. "Hoy están muy vulnerables y eso los condicionó", justificó Moria. A su turno, luego, Jesica Cirio y Gabriel Usandivaras alcanzaron 23 puntos, que el jurado atribuyó, explícitamente, a la coreografía y al bailarín. Con 20 puntos terminó Belén Téllez, según el jurado "deslucida" respecto de la energía de su soñador, Abel Faccini. Y tampoco lograron una buena actuación Sofía Zámolo y Lucas Heredia, que dejaron la pista con 19 puntos y comentarios como "un pop un poco caído" o "performance limitada y sin power".


El "power latino" que requería el jurado lo pusieron, más que nadie, Adabel Guerrero y Joel Ledesma. Y se llevaron el mejor puntaje de la noche: 26 unidades que, evidentemente, no calificaron la interpretación previa que hizo Adabel de un tema de Thalía. Para el cierre, Karina Jelinek y Pier Fritzsche alcanzaron los 24 puntos, con elogios para el coach Gustavo Bertuol, y para la modelo por "su gran evolución en la pista".


Más pop latino quedó prometido para esta noche, mientras la semana próxima, como siempre, habrá sentencias y eliminación.-