Thandie Newton: la antropóloga del fin del mundo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Thandie Newton: la antropóloga del fin del mundo

Después de casi treinta películas, vuelve a destacarse en "2012". La actriz habla aquí de sus hijos y de su preocupación por el medio ambiente.

Algunos la recordarán por su papel en Misión Imposible: 2, junto a Tom Cruise. Otros, en cambio, podrán decir que la vieron en la película de Bernardo Bertolucci Cautivos de amor o, mucho más acá en el tiempo, la identificarán con la Condoleezza Rice a la que Oliver Stone le dio forma en W.

Lo cierto es que la trayectoria de Thandie Newton acumula un largo historial de títulos que pasaron por el cine, entre ellos Amada hija, Entrevista con el vampiro y Crash. Además de un par de temporadas de televisión en ER Emergencias. Una lista a la que se acaba de agregar la híper taquillera 2012, en la que regresa a la Casa Blanca, esta vez como la hija del presidente de los Estados Unidos.

Cuentan algunas biografías que nació hace 37 años en Zambia, de donde es su mamá, Nyasha. Pero aunque le reste algo de exotismo al currículum, la actriz certifica su origen londinense, cuna de papá, Nick. Después de una infancia repartida entre la capital inglesa y Cornwall, la chica se mudó a Cambridge, a estudiar Antropología, mientras hacía su debut cinematográfico en Flirting, en la que compartió elenco con Nicole Kidman.

Su primera aparición en la pantalla grande le dejó la sensación de que ese era el camino que quería transitar de ahí en adelante, y su primera pareja con un director de cine, John Duigan. La segunda conocida sería la que inició hace alrededor de una década con el cineasta Oliver Parker, que la devolvió a su Londres natal, tras una temporada de residencia en Los Angeles.

"¿Si es importante estar casada con un cineasta? Para mí es muy importante estar casada con éste cineasta, porque tenemos una relación en la que lo personal y lo laboral están en gran armonía", dice la actriz. "Estamos muy metidos en lo que hace el otro, pero con un enorme respeto por las opiniones de cada uno", agrega.

Llegar a Hollywood no la alejó del circuito independiente, aunque reconoce que las condiciones financieras conspiran contra emprendimientos atractivos, pero para nada rentables. "Ya se sabe: cuanto más chica es la película, mayores son las dificultades para conseguir dinero", explica.

No obstante, Newton resalta que con el paso del tiempo sus elecciones laborales están más condicionadas por su situación familiar que por los géneros cinematográficos o los cachets. "Si bien hay diferentes razones para aceptar un papel o no hacerlo, desde que nacieron mis hijos, Rippley y Nico, las prioridades cambiaron", señala.

Lejos de los tiempos en que declaraba que en algún momento le hubiese resultado más fácil enamorarse de una mujer que de un hombre, Thandie habla de otro tipo de responsabilidades: "Cualquier decisión la planeamos con Oliver. Alguno de los dos tiene que quedarse con los chicos", dice.

Aún así, trabajo nunca le faltó. A razón de dos películas por año, está a punto de superar la treintena de participaciones, la última de las cuales la puso en el medio de un derroche de efectos especiales. "El rol que me ofreció Roland Emmerich en 2012 me resultó atractivo porque si bien es cierto que la película pone el énfasis en la desaparición del mundo tal como lo conocemos, está conectada con cuestiones más simples, cotidianas", declara, a metros de donde el director del filme argumenta su vocación por la destrucción.

"¿Creés en la posibilidad de que algo como lo que sucede en 2012 pueda llegar a pasar en la realidad?", le preguntan, y la antropóloga responde que es inevitable que "algo" suceda. "La industrialización, la acción de la raza humana, tienen efectos visibles sobre el medio ambiente. Destruimos buena parte de lo que tenemos, de modo que no puedo imaginar que nada vaya a ocurrir", razona.

Y aunque puntualiza que el filme de Emmerich no apunta directamente a la gente como la causante del desastre, destaca su convicción de que el arte puede contribuir a modificar el comportamiento de la humanidad. En esa línea inscribe su participación en emprendimientos relacionados con la cuestión ecológica.

Así, en julio de 2007 fue la encargada de presentar, en la edición británica de Live Earth en el estadio Wembley, a Al Gore, quien recibió el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en torno al calentamiento global y el cambio climático. Newton también colaboró con una ONG londinense que trabaja contra el maltrato y el abuso de chicos.

De cara al futuro, Thandie Newton espera el estreno de Huge y Vanishing on 7th. Street. Dos nuevos títulos que se agregan a su historial, y que mantienen su promedio de producciones anuales.

Mirá el trailer de "2012" en HD, en VxV.com