Zaira Nara: "Siempre fuimos muy unidas" - Ciudad.com Pasar al contenido principal

Zaira Nara: "Siempre fuimos muy unidas"

Entró a los medios de la mano de su hermana, la mediática Wanda Nara. Y hoy se luce en "Justo a tiempo", el programa más visto de Telefé

Esa es la hermana de Wanda Nara?". La pregunta con tono incrédulo suele ir acompañada de un "pero qué inteligente y qué discreta...". Con apenas veinte años, Zaira Nara se destaca por su gracia y soltura en el exitoso Justo a tiempo que conduce Julián Weich (Telefé, de lunes a viernes a las 21.15). Y sabe que, al menos al principio, sus dotes será medidas por oposición a la explosiva figura de su mediática hermana.

Pero ¿cómo llegó hasta allí? ¿De dónde salió esta chica tan simpática, que, además, estudia Derecho a distancia en una universidad de Córdoba (cursa segundo año) y tiene por novio a Diego Forlán, jugador del Atlético de Madrid?

"Todo empezó porque un día estábamos con Wanda, en la placita con mi mamá y unos productores, que filmaban una película, se le acercaron y le dijeron si queríamos hacer un comercial", recuerda sentada en el camarín de los estudios que el canal tiene en Martínez. Afuera espera su jovencísima madre (tiene 44 años) que la acompaña a todos lados.

"Empezó a modo de broma y nos terminó gustando. Yo hice comerciales para Unicenter, Shimmy, McDonald s, La Serenísima, desde los 5 hasta los 8 años. Wanda hacía más gráfica".

Mientras tanto, las hermanitas iban creciendo en Zona norte. "Siempre fuimos muy unidas en todo —recuerda Zaira—, mi mamá nos vestía con los mismos vestiditos, nos hacía el mismo peinadito, teníamos los mismos cumpleaños". Tan unidas que en el jardín de infantes se escapaba a la salita de su hermana mayor para tomar la merienda con ella.

Después de un impasse, el modelaje volvió como opción cuando se le volvieron a acercar otros dueños de otra agencia. Entonces hubo conciliábulo familiar. Porque, según explica la modelo, cada paso en la carrera de ambas hermanas es hablado con papá y mamá. Y así Zaira volvió a las pasarelas. Pasó por la agencia de Pancho Dotto para recalar finalmente en Chekka. Mientras ella hacía sus primeras campañas y viajes, Wanda explotaba mediáticamente y debutaba en el teatro de revistas.

A los 16 años, Zaira condujo su primer programa, Música total. El año pasado debutó en teatro en la obra infantil El libro de la selva (junto a Cristian Sancho) y se la pudo ver en El último vuelo del día junto a Fabián Gianola, también por América. Hasta que un día, mientras ella estaba de vacaciones visitando a su novio en España, su madre recibió una llamada de los productores de Justo a tiempo.

"Siempre fue mi sueño estar en Telefé, en horario central —asegura Zaira—, le dije a mi mamá bueno, me vuelvo y vamos a probar . Llegué un sábado, hicimos todos los ensayos y el lunes salimos al aire. Y la verdad es que fue increíble la repercusión de la gente".

La "repercusión" incluye también enfrentarse a los prejuicios. "Me pasa que me encuentro gente en la calle o en la peluquería que me dice ¡Ay, sos inteligente! o ¡Ay, qué madura! . Como si por ser modelo tuviera que ser hueca. Yo siempre traté de dar una imagen no sólo de chica que se cuida el pelo. No es mi perfil, siempre traté de mantener mis vínculos, mis estudios y mis raíces firmes. Hace un año, cuando terminé el colegio, tuve un momento muy decisivo, dije: o empiezo a estudiar baile, canto, teatro, o empiezo la facultad y veo cómo voy metiendo todo el resto. No es que quiera ejercer de abogada, pero me interesa seguir estudiando como un cable a tierra, porque al empezar tan joven te podés marear".

Se la ve tan juiciosa y ordenada que una pregunta parece inevitable.



¿Qué pensaste cuando tu hermana irrumpió con el affaire Maradona y luego con el discurso de su virginidad?

Lo mío era tan del otro lado, que me daba un poco de fobia. Yo era como la parte estable de Wanda, le decía "cuidate, filtrá tus cosas, ojo con esto, ojo con lo otro". Yo conocía la esencia de mi hermana, entonces no me importaba si ella decía que era virgen o no.



¿Y ella te hacía caso?

Sí, muchísimo, imaginate las cosas que hubiera dicho si no. Igual, creo que terminó demostrando que era más actriz que nadie, supo mentirle a todo el mundo y hacer su propia estrategia

TE PUEDE INTERESAR