Coeficiente sexual ¿el tuyo cuánto mide? - Ciudad.com Pasar al contenido principal

Coeficiente sexual ¿el tuyo cuánto mide?

Descartar prejuicios, conocer mejor a nuestra pareja y a nosotros mismos son las propuestas de la inteligencia sexual para pasarla mejor en la cama.

No tiene ninguna relación con la inteligencia que aplicamos al trabajo cotidiano o a la capacidad para comprender las matemáticas, por ejemplo. La inteligencia sexual es de otro tipo y es la que determinaría nuestra capacidad de disfrutar y también la imposibilidad de hacerlo.

El coeficiente sexual vendría a ser un indicador de frustraciones o placeres cotidianos. No está en los genes, no es la mala suerte, no es la elección de la persona equivocada. El descontento en la intimidad responde, en realidad, a una desinteligencia. Los primeros en hablar de inteligencia sexual fueron los psicólogos Sheree Conrad y Michael Milburn de la Universidad de Massachussets en 2002.

Y así como se puede medir un coeficiente, es posible aumentar nuestra inteligencia sexual y, por supuesto, obtener resultados más satisfactorios en la cama. Lo primero que hay que hacer es aprender, enterarse, saber cuáles son las verdades y los mitos que envuelven nuestra sexualidad. Buena información.

El segundo paso, una vez descartadas las mentiras y los prejuicios que tenemos acerca de las relaciones y el sexo, es descubrir que cosas nos gustan y nos excitan y cuáles se nos presentan como dificultades. Lo que llaman conciencia del Yo sexual.

La tercera parte es la de conectarse con el otro. Y ahí lo que importa es poder comunicarse con la pareja, llegar a comprender el Yo sexual del otro. Esta es la clave, dicen. No se trata de volverse sexy, ni de adelgazar, ni de aprender nuevas posturas del Kamasutra, no. Se trata de poder comunicarse y aprender a conocerse.

En síntesis la cosa sería algo así: sin inteligencia sexual tendemos a reprimirnos, inhibirnos, no sabemos realmente por qué nos acostamos con alguien, si porque nos gusta o para no estar solos... Con inteligencia sexual, los prejuicios quedan superados y vivimos en armonía con los deseos propios y del otro.

Si la cosa les entusiasma, pueden empezar por hacer este test, que debería darles una idea de dónde están parados en términos de inteligencia sexual.

TE PUEDE INTERESAR