Los Piojos dejan de tocar - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Los Piojos dejan de tocar

Desde hace tiempo se venía especulando y ayer se confirmó a través de un comunicado: Los Piojos se toman un descanso.

/>

Desde hace tiempo se venía especulando y ayer se confirmó a través de un comunicado: Los Piojos se toman un descanso. La banda de Ciro Martínez & compañía informó que luego del show del 14 de mayo, en el Club Ciudad de Buenos Aires, "entra en un parate".

"Queridos Piojosos, fans, seguidores –empieza la carta firmada en plural, con el nombre del grupo–: después de veinte años de carrera y constante crecimiento, algunos pesares y muchas grandes alegrías, giras mágicas y esforzados discos, un intenso desgaste nos obliga a parar como en 2005. Este impasse no tiene plazos ni condiciones", dice la carta.

Enseguida se aclara que no es una separación, aunque tampoco se sabe cuándo volverían a reunirse. "Cualquiera puede decir que es una locura tomar distancia ahora. Frenar. Es un razonamiento lógico, pero nosotros tenemos otro, quizá no tan lógico, pero muy real. Hoy vivimos de lo que somos. Hoy somos lo que hacemos. Sería triste fingir espontaneidad donde no la hubiera. No nos gustaría llegar a una saturación definitiva. Como hablamos en reuniones internas, quizá volvamos a tocar en seis meses, dos años, ocho".

La decisión parcial podría servir para que Ciro, el cantante, decida largarse como solista. Del mismo modo este descanso evitaría que el guitarrista Gustavo Kupinski abandone definitivamente la banda, tras algunas diferencias internas. Hacia fines del 08 ya había desertado Daniel Piti Fernández, otro de los violeros. Y antes fue el turno del tecladista Chuky de Ipola y el percusionista y baterista Daniel Buira.

En 2005 la banda de El Palomar vivió una situación similar. Los muchachos se tomaron un año sabático y hubo encuestas tipo ¿Los Piojos volverán a tocar?. También discusiones en foros, se habló de "un proceso interno", se editó un DVD para mantener el pulso y Ciro se operó las rodillas para reaparecer, públicamente, en un recital de Calamaro.

Como en ese momento, el nuevo comunicado busca cuidar el fueguito inolvidable. Agregan: "Queremos decirles a todos que el espíritu piojoso seguirá vivo. Eso ustedes quizá lo sepan mejor que nosotros. Cada tatuaje seguirá llevándonos adonde vaya. Lo que no queremos es especular. Queremos hacer música y arte. Y como alguna vez dijo una canción, si vos querés estar libre, si querés alto volar, que haya un hachazo en tu ojo, pero una flor en tu ojal. Gracias y hasta la próxima".

¿Habrá próxima?