Pasar al contenido principal

Carlos Perciavalle: "Los ovnis me sacaron de la cocaína"

El actor reconoció que de joven probó varias drogas y que los extraterrestres lo ayudaron a superar su adicción... Imperdibles declaraciones.

Sincero, en una nota para la revista Pronto, el actor Carlos Perciavalle reconoció que "de pendejo" probó "varias drogas" y que pudo superar la adicción a la cocaína gracias a los ovnis.

"Probé ácidos y me hizo un efecto tan brutal que pensé que me iba a deformar el cerebro. Por ser artista, se creía entonces, tenía que probar sustancias para aumentar la creatividad. Escuchaba a Pink Floyd, y el ácido lo tomé el día que volvió Perón a la Argentina. ¡Vi de todo!", disparó al comienzo de la entrevista.

Y muchos se preguntarán cómo se puede hacer mantener el ritmo de la nota con semejante comienzo. Perciavalle, con intención o sin ella, lo pudo hacer. El actor dijo que tuvo contacto con seres de otras partes del universo: "A los ovnis los vi en serio, y los sigo viendo. Están todo el tiempo rodeándonos. Hace muchos años, yo hacía un unipersonal sobre E.T. en un teatro uruguayo, y de repente vi parado en la primera fila a un hombre muy alto, vestido de plateado. Le pregunté: ¿Señor, le ocuparon el asiento? . Toda la primera fila miró hacia donde yo hablaba y no vieron nada".

A raíz de este hecho, el actor agregó: "A la mierda, no tengo que fumar porro antes de salir a escena, porque me dan visiones", pensé". Pero luego un técnico del teatro le confesó que él también había visto a ese hombre de 2.60 metros de altura y ahí fue cuando, según sus propios dichos, comenzó a tener contacto con extraterrestres.

Contacto que, para él, llegó a ser su salvación: "Ellos me anunciaron el accidente de auto espantoso que tuve el 9 de febrero de 1991. Había tenido un sueño con un extraterrestre, que me decía que estaba llevando un camino equivocado. En esa época tomaba cocaína, y lo digo abiertamente para que la gente vea que se puede salir".

Además, Carlos Perciavalle también contó cómo dejó de drogarse. Aseguró que tenía que hacer reír más a la gente y que a partir de ese pensamiento nunca más volvió a consumir ninguna sustancia ilegal.