Adiós a la niña sirena

Muere a los 10 años Shiloh Pepin, quien padecía una malformación congénita llamada sirenomelia. Sobrevivía sin colon ni genitales, con un sólo riñón.

Un caso de cada 60.000 es la probabilidad de nacer con sirenomelia. Ese caso se llamaba Shiloh Pepin, y falleció el viernes pasado a los 10 años en Maine, Estados Unidos, después de una década enfretándose día a día a esa malformación congénita, según publica el Portland Press Herald.

Cuando nació, los médicos le dieron sólo unas pocas semanas de vida dadas las complicaciones que conlleva la sirenomelia. El principal rasgo de los que padecen esta malformación es que nacen con las piernas unidas, de ahí que se les conozca como 'niños sirena'. En el caso de Shiloh, la separación de sus extremidades inferiores, cómo ya se había realizado en otros casos, no fue posible. Los vasos sanguíneos cruzaban de lado a lado sus piernas y era imposible la operación.

Además, la pequeña no tenía órganos genitales ni colon y sobrevivía con un sólo riñón.
La pequeña se hizo famosa en Estados Unidos y llegó incluso a aparecer en el programa de la famosa presentadora Oprah Winfrey. Los vídeos de condolencias se suceden en Youtube y más de 7.000 personas seguían su página en Facebook.

20minutos.es

Notas relacionadas

Votá

461 votos
231 votos
La publicación de comentarios está sujeta a moderación para cuidar el respeto entre los usuarios y las normas de privacidad. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Comentarios(0)