Marche un ADN para Keanu Reeves

Keanu Reeves ha accedido finalmente a realizarse las pruebas de ADN necesarias para demostrar que él no es el padre biológico del hijo de una mujer canadiense que le llevó a juicio el pasado mes de mayo, reclamándole una indemnización millonaria en concepto de manutención.

La batalla legal que comenzó hace unos meses una mujer canadiense, de nombre Karen Sala y de 46 años, contra el protagonista de Matrix podría llegar a su fin en unas semanas, ya que el actor se someterá en los próximos días a un test que demostrará si es o no el padre de uno de los hijos de Sala.

Reeves, que niega haber mantenido relación alguna con dicha mujer, ha tomado esta decisión aconsejado por su abogado, Lorne Wolfson, quien le dijo que ésta era la mejor forma de "limpiar su nombre", según ha informado el portal TZM.

Sala reclama al actor algo más de 100.000 euros al mes para la manutención de sus hijos y tres millones de dólares (unos 2.106.000 euros) de manera retroactiva, desde junio de 1988, que es cuando nació el supuesto hijo de Reeves.

Notas relacionadas

Votá

112 votos
84 votos
La publicación de comentarios está sujeta a moderación para cuidar el respeto entre los usuarios y las normas de privacidad. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Comentarios(0)