Pequeño accidente orgásmico - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Pequeño accidente orgásmico

La consabida pérdida de control durante el clímax puede provocar algunas reacciones involuntarias...

Hace poco leía que la mente sencillamente se "apaga" cuando tenemos un orgasmo. Si pensar en nada es imposible cuando nos lo proponemos, pues sucede involuntariamente en ese breve lapso de tiempo. El cuerpo siente como nunca, pero en la cabeza... nada por aquí, nada por allá...

Seguramente llegar al clímax implica dar de baja unos cuantos mecanismos de control. Algunos son más mentales que otros. La cuestión es que algunas mujeres pueden dejar escapar un poquito de orina, o sea, un chorrito de pis, justo cuando están a punto de acabar.

Entendamos, no se trata de la lluvia dorada que se realiza voluntariamente y que a mucha gente le fascina. Esto pasa sin querer. Es que cuanto más se acerca una mujer al orgasmo, más se relajan sus músculos de la zona púbica. No es un problema en sí mismo, pero para algunas mujeres puede resultar bochornoso.

Una vez descartado que se trate de una eyaculación femenina, hay dos opciones que pueden ayudar a evitar estos "incidentes": hacer una visita al baño oportunamente antes de tener relaciones es una. Siempre, aunque no haya ganas. Si la vejiga está vacía son pocas las posibilidades de que algo se escape, por mucho que se relajen los músculos. Otra alternativa es practicar los ejercicios Kegel que refuerzan toda la zona muscular de la que hablamos.

Pero por otra parte, propongo no preocuparse. Un caballero debe saber comprender, son cosas que pasan, y además no creo que falten candidatos a los que el "incidente" pueda resultarles de lo más sexy.

TE PUEDE INTERESAR